Fútbol: Una pasión. Un mundo. Una responsabilidad. Página principal | English | Français      UNICEF | FIFA | FifaWorldCup.com
UNICEF
FIFA
¿POR QUÉ EL FÚTBOL?
EL FÚTBOL EN EL MUNDO
LOS JUGADORES CAMBIA TU MUNDO SI POR LA INFANCIA APOYA EL UNICEF
 
 

En los agrestes campamentos de refugiados ubicados en la minada tierra de nadie que constituye la zona fronteriza entre el Afganistán y Tayikistán, puede verse a grupos de niños afganos, muchos de ellos sucios y descalzos, corriendo entre las nubes de polvo que levantan mientras juegan partidos de fútbol muy disputados.

© UNICEF -
Zainab Bobeva explica las reglas del fútbol a los niños y niñas.
 

No es de sorprender que los niños se hayan aficionado tanto a este deporte, ya que el fútbol es una pasión mundial. Lo que es inusual en este caso, es que se trata de la primera ocasión en que estos niños y niñas practican un deporte en forma organizada. Después de todo, cuando los talibanes controlaban la región septentrional del Afganistán estaba prohibido hasta volar cometas.

“Nunca habían jugado hasta que vinieron aquí, porque la situación era muy mala. No sólo no jugaban al fútbol sino que hasta se les prohibían juegos mucho más simples”, explica Kholis Sadurdinov, de la ONG británica Save the Children Fund, mientras juega a la pelota con un grupo de integrantes del personal del UNICEF y de niños afganos.

La llegada a esta región del fútbol –y los demás juegos de los que ahora disfrutan unos 5.000 niños que viven en cuatro campamentos de refugiados– no podía haberse producido en mejor momento. Gracias a los balones y otros elementos y equipos de recreación suministrados por el UNICEF y Save the Children Fund, los niños y las niñas del asentamiento Karaol, en la Isla No 9 (que debe su nombre a un puesto fronterizo ruso) pueden jugar al fútbol con regularidad. Casi todos los niños y adultos provienen de la cercana localidad de Eman Saeb, aunque algunos son originarios de puntos tan distantes como Kabul y Kandahar.

Los trabajadores sociales afirman que la primera vez que oyeron a los niños reír y gritar de alegría fue cuando comenzaron a jugar al fútbol. El personal de los campamentos se encuentra en la inusual situación de tener que enseñar a jugar a los niños y las niñas. Si uno se acerca a ellos lo suficiente como para mirarlos a los ojos, descubre en ellos esa mirada perdida que es consecuencia de años de inestabilidad e inquietud.

- © UNICEF
  En Afganistán, los niños y niñas reaprenden a jugar.

Mine Sungun, un oficial de protección de los niños de la oficina del UNICEF de Turquía, afirma que hasta hace poco tiempo los niños no tenían nada que hacer en sus horas libres. Ahora asisten a clases matutinas en tiendas de campaña que hacen las veces de aulas, y por la tarde juegan al fútbol y al voleibol, o realizan otras actividades grupales.

Abdullah dice que aunque él y sus amigos adolescentes sólo empezaron a jugar al fútbol hace dos meses, ahora esperan todos los días con ansiedad la oportunidad de salir a corretear tras la pelota en un terreno descampado cercano a las tiendas de campañas donde asisten a clases.

El comandante de Karaol anuncia que en breve se realizarán competencias de fútbol contra los equipos de otros asentamientos, y que los niños están dispuestos a fortalecer sus equipos. “A los chicos les gusta mucho el fútbol”, comenta. “Han aprendido que se debe jugar en equipo, de manera que están aprendiendo a hacerlo. Pronto empezarán a competir”.

Aunque muchas de las familias que hoy viven en los campamentos regresarán a sus lugares de origen a mediados de año, otras permanecerán en ellos más tiempo debido a la inestabilidad y los enfrentamientos entre facciones en sus aldeas.

 

 
© UNICEF / Photo taken from the TV spot  The power of football  by Leonardo Ricagni
The issues Did you know...

Durante los 90 minutos que dura un partido de fútbol 375 jóvenes con edades de 15 a 24 años contraerán el VIH.