Fútbol: Una pasión. Un mundo. Una responsabilidad. Página principal | English | Français      UNICEF | FIFA | FifaWorldCup.com
UNICEF
FIFA
¿POR QUÉ EL FÚTBOL?
EL FÚTBOL EN EL MUNDO
LOS JUGADORES CAMBIA TU MUNDO SI POR LA INFANCIA APOYA EL UNICEF
 
 

El UNICEF se ha aliado con organizaciones no gubernamentales (ONG), empresas privadas, organismos gubernamentales y astros de fútbol con el fin de establecer en todo el mundo programas educacionales y recreativos relacionados con el fútbol. En países y ámbitos muy diversos, ese deporte con atractivo mundial es la herramienta con la cual se puede involucrar a la niñez y la juventud en un futuro positivo.

Los Balcanes

¿Cuál es la clave de la paz y la estabilidad a largo plazo en la región balcánica? El fútbol. ¿El fútbol?

© UNICEF Macedonia

Eso es lo que afirman los organizadores de unas escuelas de fútbol que acentúan los aspectos sociales y recreativos de ese deporte. Cuando el personal y los niños de orígenes religiosos y étnicos diversos participan en esos cursos de fútbol de una semana de duración, el espíritu de equipo que adquieren los jugadores ayuda a eliminar las diferencias étnicas y políticas. Eso es lo que se ha logrado hasta ahora en esas escuelas de fútbol cuyos participantes provienen de segmentos sociales balcánicos claramente antagónicos.

Actualmente existen 109 escuelas de fútbol en Bosnia y Herzegovina, la ex República Yugoslava de Macedonia y Yugoslavia. A ellas asisten unos 22.000 niños de 8 a 14 años de edad. El programa, que fue desarrollado originalmente por la Asociación Danesa de fútbol, hace hincapié en los aspectos sociales y recreativos del fútbol, además de inculcar los aspectos técnicos. Según el creador del proyecto, Anders Levinson, las escuelas transmiten una carga de energía positiva y en ellas reina un clima de camaradería.

“¿Por qué nos interesan tanto los componentes recreativos y entretenidos del deporte?”, pregunta Levinson. “Porque el fútbol nos conmueve desde el primer momento en que lo jugamos, y nos hace más receptivos y comunicativos para con los demás. Porque el ‘juego limpio’ es una herramienta muy útil para la resolución pacífica de los conflictos, y porque contiene las reglas de conducta deportiva y los valores democráticos que resultan tan importantes en las circunstancias sociales y políticas actuales”.


Afghanistán
© UNICEF Afghanistan

En el Afganistán, los trabajadores sociales del UNICEF y Save the Children han establecido en los campamentos de refugiados espacios de recreación para que los niños y las niñas puedan jugar y disfrutar de alguna semblanza de normalidad. El fútbol es uno de los juegos favoritos de los niños y las niñas. Aunque por lo general las niñas no juegan con los niños, ellas también practican abiertamente ese deporte, y en algunos casos se puede ver a alguna niña jugando a la pelota con un compañero varón. Algunos trabajadores sociales afirman que en este país donde el régimen talibán no sólo había impuesto la segregación sexual sino que había prohibido las cometas y otros juegos, estos jóvenes futbolistas son los primero niños a los que han escuchado dando gritos de felicidad.
Continúa...


Brasil

En el Brasil, el fútbol es la pasión nacional. Por ello, en un país donde 2,9 millones de niños trabajan y 1,3 millones no van a la escuela, diversos programas y proyectos apelan a la popularidad del fútbol para lograr que los niños y jóvenes abandonen las calles y se integren en las aulas.

© UNICEF

Un programa llamado “Espacios de Esperanza” se dirige a los niños pobres de los tugurios violentos de grandes ciudades como Río de Janeiro y São Paulo. El programa les ofrece la posibilidad divertirse jugando al fútbol, y de realizar una actividad física que representa una descarga saludable y productiva para esos adolescentes en circunstancias difíciles. Espacios de Esperanza les ofrece también programas especializados en música y teatro, así como el uso de sus bibliotecas y sus computadoras, con acceso gratuito a la Red.

Dos integrantes de la selección brasileña de fútbol han fundado centros para los niños vulnerables en los que se combinan los estudios con la práctica del deporte. En esos centros se dictan diariamente clases sobre una gran variedad de materias, desde inglés hasta conocimientos de computación. Al final de cada jornada de estudios se disputa un partido de fútbol.
Continúa...


Etiopía

“Soy loco por el fútbol”, confiesa Yidnekachew, de 20 años de edad, y entrenador del equipo de fútbol Tabor Wegagen, fundado por la Asociación Tabor Wegagen, una ONG dedicada a la lucha contra el SIDA. El equipo fomenta la práctica de fútbol como un sustituto entretenido y habilitador de la actividad sexual desprotegida, el consumo de drogas y la violencia.

© UNICEF Ethiopia

En Etiopía, un país económicamente deprimido, el fútbol constituye una de las pocas diversiones saludables a las que tienen acceso las jóvenes víctimas de la elevada tasa de desempleo y de la escasez de oportunidades en materia de educación.

“Competimos contra otros 12 equipos”, explica Yidnekachew. “De esa manera, los chicos se mantienen alejados de las calles y evitan los problemas. No mascan chat ni hacen otras cosas perjudiciales. Esto resulta importante durante las vacaciones escolares, especialmente las de verano”. Los jugadores están tan entregados al fútbol y a la causa del programa que cuando no hay dinero para comprarle botines de fútbol, llegan a jugar descalzos.

La Asociación Tabor Wegagen aprovecha los partidos de fútbol para difundir mensajes sobre el SIDA. La agrupación también brinda capacitación a los jugadores para que puedan educar a sus pares acerca del VIH/SIDA.

“Debido a la pobreza y a las dificultades económicas, es frecuente que los jóvenes se sientan inseguros acerca de su futuro”, comenta Ibrahim Jabr, representante del UNICEF en Etiopía. “Por lo tanto, para que las actividades de prevención del VIH/SIDA tengan éxito, resulta fundamental que los jóvenes tengan conciencia de su valor y tengan autoestima. Cuando una persona siente que su vida tiene valor y sentido, le resulta mucho más fácil enmendar o corregir hábitos que pueden poner esa vida valiosa en peligro”
Continúa...


Georgie
© UNICEF Georgia

En Georgia, una nación de Europa oriental, más de 46.000 alumnos de 2.028 escuelas participaron en torneos regionales de fútbol patrocinados por el UNICEF, empresas comerciales, ONG y organismos gubernamentales. Esos campeonatos infantiles y juveniles, que comenzaron a disputarse en 2001, tienen como objetivo la promoción de modos de vida saludables entre los jóvenes. El mensaje que reciben los niños y jóvenes es que el consumo del tabaco, las bebidas alcohólicas y las drogas no se pueden comparar con la sensación extraordinaria de conquistar el gol del triunfo.


Honduras

Antes del partido del campeonato nacional de fútbol de Honduras se disputa otro encuentro mucho más inusual. Este partido enfrenta al Club de fútbol San Pedrano con el equipo "Muerte Unida", con Muerte en la portería, Jeringa Infectada y Drogas en la defensa, Infidelidad y Promiscuidad en el medio campo, y VIH y SIDA como delanteros. Los de San Pedrano tienen nombres como Cabeza de Familia en la portería, Mujeres y Conocimiento en el medio campo, y Abstinencia y Fidelidad al ataque; Condón será un sustituto.

Ese partido, que se juega en un estadio abarrotado por 35.000 espectadores –con otros dos millones de personas que lo siguen por televisión– es en realidad un espectáculo cuidadosamente orquestado que se llama “Metámosle un Gol al SIDA ”. El espectáculo, que pone en escena Comvida, una ONG local que cuenta con el respaldo del UNICEF y del Ministerio de Salud de Honduras, ilustra la facilidad con que se propaga el VIH/SIDA y demuestra al mismo tiempo la forma en que las personas se pueden proteger de la mortal enfermedad.

“Creemos que es muy importante llevar el mensaje de prevención a los estadios, debido al gran número de personas que asisten a los partidos’, explica Juan Ramón Gradelhy, director de Comvida. “Lo que tratamos de hacer es entretener a los espectadores teniendo en cuenta lo que les interesa, mientras les transmitimos al mismo tiempo nuestro mensaje sobre el problema del SIDA”.

“El espectáculo de Comvida es muy bueno porque crea conciencia entre nosotros, el público”, afirma un aficionado. “Se trata de una iniciativa muy buena para todas las personas que puedan estar amenazadas por el VIH”


Kenya

Durante el entretiempo de un partido de fútbol que se disputa en Kibera, un vecindario de Nairobi, Kenya, que es uno de los más superpoblados y pobres de África, Kennedy Arinda, un niño de 15 años, habla a sus compañeros acerca de las chicas, las prácticas sexuales seguras, las relaciones y el SIDA. Uno de cada cinco vecinos de Kibera está infectado con el VIH. El SIDA ya ha matado a miles de ellos, y han dejado a unos 50.000 niños y jóvenes huérfanos,

© UNICEF

“Muchos de estos niños se inician sexualmente cuando tienen unos 10 años. De manera que les aconsejo abstenerse de tener relaciones sexuales”, dice Kennedy, un huérfano del SIDA que vive con su abuela. “A lo sumo, podemos reunir a la gente joven para educarla acerca del VIH y el SIDA. Algunos prestan atención, y eso es bueno. Yo espero que mis amigos les sean fieles a sus novias, y que no sean promiscuos. Si van a las discotecas y tienen relaciones con muchas personas distintas, van a contagiarse con el SIDA”

Kennedy y sus colaboradores también visitan los bares y barberías del vecindario, donde distribuyen condones y difunden mensajes sobre las prácticas sexuales protegidas y la abstinencia.
Continúa...


Liberia
© UNICEF Liberia

En Liberia, el Movimiento Rotary International patrocina un proyecto llamado “Promoción del bienestar infantil por medio de los deportes”, que cuenta con el respaldo del UNICEF y del astro del fútbol George Weah. En el proyecto se emplea el fútbol para llamar la atención sobre las deficientes condiciones de salud de los niños de Liberia. Ese país africano también realiza un torneo nacional infantil de fútbol.
Continúa...


Sudán

Se llaman “Los Niños Soldados”, pero no forman parte de un ejército sino de un equipo que participa en un programa de fútbol que cuenta con el respaldo del UNICEF y que beneficia a algunos de los 2.500 niños soldados que fueron evacuados de las zonas de conflicto en el Sudán meridional.

© UNICEF

Los partidos de fútbol ayudan a estos jóvenes ex combatientes a canalizar su agresividad en un ambiente constructivo. Mediante el juego, los niños se reconectan con su infancia y con la vida civil. El programa también ayuda a los niños a desarrollar su autoestima y los alienta a hablar sobre sus experiencias en el campo de batalla.

La evacuación por vía aérea de los niños soldados fue el resultado de la promesa que le efectuara en octubre de 2000 el comandante del rebelde Ejército de Liberación Popular del Sudán a la Directora Ejecutiva del UNICEF, Carol Bellamy. Se trató de la mayor operación de esa índole realizada hasta la fecha.

 

 
© UNICEF / Photo taken from the TV spot  The power of football  by Leonardo Ricagni
The issues Did you know...

Durante los 90 minutos que dura un partido de fútbol 375 jóvenes con edades de 15 a 24 años contraerán el VIH.