Copa Mundial FIFA 2006

David Beckham, capitán del Equipo UNICEF, le devuelve el favor al deporte que ama

Imagen del UNICEF
© UNICEF/2004/Thomas
Embadajor de buena voluntad de UNICEF, David Beckham, se convierte en capitán del equipo de UNICEF.

En primer lugar es necesario soñar con la meta que se desea alcanzar. Después, alcanzarla requiere un poco de suerte y mucho trabajo arduo. David Beckham deseaba con todo su corazón dedicarse al fútbol desde la primera vez que dio una patada a un balón. Y desde el comienzo su meta fue el equipo de su padre, el Manchester United.

A lo largo de la infancia y la adolescencia, primero con su padre y con amigos, y después con el equipo local masculino del que formó parte –el Ridgeway Rovers–, así como en la escuela, el joven David pasaba cada minuto de su tiempo perfeccionando su juego y soñando con una llamada del Old Trafford. Y la llamada llegó; él tenía 12 años, y desde entonces no ha hecho otra cosa que mirar hacia adelante.

David ingresó en la escuela del Manchester United cuatro años más tarde. El United obtuvo un éxito sin igual, tanto en casa como en toda Europa, que culminó con una triple victoria en la Premier, la Copa FA y la Liga de Campeones en 1999, con una gloriosa victoria en el Nou Camp, cuando dos goles marcados en los últimos minutos dieron al United la victoria frente al Bayern de Munich. David se encontraba inmerso en una increíble aventura en Old Trafford. Para entonces, David ya había sido padre por primera vez. Era un momento tan decisivo en su vida privada como en la profesional.

Rumbo a la Copa del Mundo

En 2000, el técnico interino de Inglaterra, Peter Taylor, le otorgó el brazalete de capitán con ocasión de un partido amistoso en Italia. Cuando Sven Goran Eriksson fue elegido sucesor de Kevin Keegan, una de sus primeras decisiones fue pedir a David que continuara en el puesto. El joven y vibrante equipo logró clasificarse para la Copa del Mundo 2002 gracias, en parte, a la inspirada actuación de su capitán frente a Grecia en su último partido clasificatorio.

El torneo acabó en decepción, a pesar de que David había logrado reconciliarse con su país y consigo mismo marcando un gol de penalti que le valió la victoria a su equipo frente a Argentina, su antiguo rival. En los cuartos de final, Inglaterra perdió por 2 a 1 frente al Brasil, que acabaría por proclamarse campeón.

En el verano de 2003 surgió la oportunidad, completamente inesperada para David, de fichar por el Real Madrid, el equipo que más éxitos ha cosechado en la historia del fútbol. Durante cerca de 50 años, los mejores jugadores del mundo han lucido su famoso uniforme blanco, obteniendo innumerables trofeos para el equipo del Bernabéu. Para David, supuso una buena oportunidad profesional –y personal– de dar una vez más un enorme salto hacia adelante.

Y aún le queda el importante reto de capitanear a Inglaterra en la Copa Mundial de la FIFA 2006 de Alemania.

Se pone en marcha la Academia David Bekcham

Al mismo tiempo, David ha estado haciendo planes para el futuro que evocan la etapa inicial de su propio sueño de convertirse en futbolista. Jamás ha olvidado la marca indeleble que dejaron en él las escuelas de fútbol de Bobby Charlton en Manchester, cuando no era más que un jovencito enamorado de este deporte. Desde entonces, David no ha dejado de soñar con poder ofrecer a otros niños la oportunidad de tener una experiencia similar a la emoción que él vivió.

Y ahora está ocurriendo. En marzo de 2005 se inauguró la Academia David Beckham, junto al Millennium Dome de Londres. Esta academia, un proyecto futbolístico comunitario sin precedentes en el Reino Unido, acoge a niños y niñas estudiantes en unas instalaciones ultramodernas que cuentan, entre otros elementos, con dos enormes campos de fútbol cubiertos, aulas, un comedor, vestuarios y una enfermería.

El responsable de diseñar y supervisar los programas de entrenamiento es Eric Harrison, el hombre que formó a David y a sus compañeros a lo largo de su etapa juvenil en el Old Trafford. Una academia gemela ha sido inaugurada en la ciudad de Los Ángeles.

Este nuevo proyecto continuará siendo una prioridad y un compromiso clave para David incluso cuando ya esté retirado del campo, puesto que además le brinda la oportunidad de devolverle el favor a ese deporte que tanto ama y que ha hecho de él una estrella.

Embajador de buena voluntad de UNICEF

David colabora con UNICEF desde sus tiempos con el Manchester United. En julio de 2001 viajó a Tailandia con el equipo en su gira de pretemporada. Allí visitó el centro Kredtrakarn, respaldado por UNICEF, que acogía a niños y niñas que habían sido víctimas de la explotación por parte de adultos, algunos de los cuales no contaban más de cinco años.  En 2003, David, en calidad de miembro del equipo, ayudó a poner en marcha la campaña de UNICEF “Acabar con la explotación infantil” en el Reino Unido.

En enero de 2005, el capitán del equipo inglés se convirtió en Embajador de buena voluntad, volcándose en especial en el programa Deportes para el desarrollo de UNICEF.

Su primera misión como Embajador de buena voluntad consistió en una visita al centro de suministros de Copenhague, donde pudo comprobar por sí mismo la importancia crucial del trabajo que se estaba realizando en auxilio del millón y medio de niños y niñas que habían sido víctimas del tsunami que azotó Asia meridional. Tras esta visita, David realizó un llamamiento a escala mundial con el objeto de recaudar fondos para apoyar las labores humanitarias de emergencia realizadas por UNICEF en la zona.

David ha brindado su apoyo a la actual campaña UNIDOS POR LA INFANCIA, UNIDOS CONTRA EL SIDA y ha participado en una serie de metrajes destinados a difundir los mensajes de dicha campaña.

Su condición de Embajador de buena voluntad constituye un aspecto muy importante de la vida de David. “Mi nombramiento como Embajador de buena voluntad ha sido uno de los mayores motivos de orgullo de mi vida,” afirma, “y espero poder contribuir al máximo para ayudar a estos niños y niñas que tanto lo necesitan.” 


 

 

Vídeo (en inglés)

Vea a David Beckham y muchas otras estrellas en este anuncio de servicio público: "superhinchas".
 VÍDEO alta | baja

UNICEF detrás de las escenas durante la grabación del anuncio de servicio público de MTV: "superhinchas".
 VÍDEO alta | baja

‘El espíritu del Equipo UNICEF' – un vídeo corto que presenta a algunos jugadores del Equipo UNICEF.
 VÍDEO alta | baja

Búsqueda

 
UNICEF - FIFA World Cup 2006 - UNITE FOR PEACE