Copa Mundial FIFA 2006

Perfil de los jóvenes jugadores

La alianza UNICEF-FIFA para la Copa Mundial de 2006 congrega a estrellas del fútbol y a jóvenes jugadores del deporte más popular del mundo con el fin de ayudar a los niños niñas que padecen conflictos y violencia. Haz clic a continuación si deseas conocer a jóvenes de todo el mundo que han aprendido lecciones importantes en el campo de fútbol, y a otros que están por llegar.

El fútbol ofrece a Lela, de 17 años, la posibilidad de viajar fuera de Georgia
NUEVA YORK, EEUU, 5 de julio de 2006 - Para Lela, de 17 años, el fútbol es algo más que un juego. Significa la posibilidad de superar la pobreza y encontrar un mejor futuro.

El fútbol callejero fortalece a Rocío Bello Bautista, una niña peruana de 15 años
NUEVA YORK, Estados Unidos - Atardece en Villa El Salvador, en el Perú, y Rocío Vanessa Bello Bautista, de 15 años de edad, se aleja rápidamente de su escuela tras otro día de clases, porque no tiene tiempo que perder. Rocío se dirige a un patio de recreo del vecindario para disputar un partido de fútbol callejero.

UNICEF FIFA Angola youth football player

El fútbol ayuda a Nene, de 12 años, a superar la violencia en Angola
NUEVA YORK, EEUU - Roque Santerio es el mercado principal de Luanda, la capital de Angola, y uno de los lugares más pobres y más peligrosos del mundo. La gente de la localidad asegura que es el mayor mercado de África, y aunque esta afirmación está abierta al debate, pocos dudan de su reputación como un epicentro del crimen.

Naomi Siombua, de 15 años, recupera la confianza en sí misma jugando al fútbol en un barrio de tugurios de Kenya
Naomi Siombua, de 15 años, ha crecido en un barrio de tugurios, y a menudo ha tenido que hacer sus deberes a la luz de una vela. Su equipo favorito es el Chelsea, y está convencida de que el fútbol la ha ayudado a mantenerse alejada de la violencia que ha destrozado la vida de muchas de sus amistades.

FIFA UNICEF Côte d' Ivoire youth football player

Para Traore Aziz, de 13 años, el fútbol cicatriza las heridas de la guerra en Côte d' Ivoire
NUEVA YORK, EEUU - Hace tres años, Traore Aziz lo había perdido todo, incluso a ambos progenitores. Con sólo 10 años entonces, Traore se encontró solo, atrapado en medio de la guerra civil de Côte d' Ivoire. Tuvo que concentrar toda su energía en la supervivencia cotidiana y no pudo ya dedicarse a realizar una de las cosas que más le gustan en el mundo: jugar al fútbol.

Harold Chávez, de 14 años, que vive en un barrio de chabolas en Colombia, encuentra en el fútbol un resquicio de paz
MONTERÍA, Colombia - Bajo las abruptas sombras que proyectan dos bombillas desnudas, Harold Chávez, de 14 años, muele mandioca para elaborar los pasteles de carne que su madre venderá a la mañana siguiente en un puesto instalado junto a la carretera, en el exterior de su vivienda en la ciudad de Montería, al norte de Colombia. La vivienda de Harold es una choza de una habitación, con suelo de barro y un techo fabricado con hojas de palmera y láminas de plástico por el que se filtra el agua, situada en Cantaclara, un extenso barrio de chabolas.

Mahamat Ali, de 13 años, que vive en un campamento de refugiados en el Chad, encuentra en el fútbol una válvula de escape
Mahamat Ali, de 13 años, es un refugiado procedente de la República Centroafricana; una de las 28.000 personas que viven en el campamento de Amboko, situado en el sur del Chad. Huyó al Chad hace tres años después de que su padre y su madre fueran asesinados durante un golpe de estado.

El fútbol ayuda a Ivna Chérie, de 11 años, a olvidarse de la violencia que impera en Haití
PORT-AU-PRINCE, Haití – Un caluroso sábado por la mañana en que la mayoría de los haitianos se resguardan del sol, Ivna Chérie juega al fútbol con sus compañeras de escuela en un campo lleno de rastrojos de un estadio en ruinas a las afueras de la capital, Puerto Príncipe.

Gracias al fútbol, Thamanoon Vejakul, de 14 años, escapa al acoso en la escuela en Tailandia
KHAO LAK, Tailandia - Bajo la intensa lluvia, Thamanoon Vejakul y sus compañeros de equipo se disponen a salir al campo para saludar formalmente a sus contrincantes antes del partido.

Abbas Jazzi, de 16 años, vive para el fútbol en un barrio problemático de la República Islámica del Irán
TEHERÁN, República Islámica del Irán – Un viernes a las 6 de la mañana, la mayor parte de los adolescentes duermen profundamente y continuarán haciéndolo durante unas cuantas horas más. Pero Abbas Jazzi, de 16 años, no tiene tiempo para dormir. Aunque sea el día de descanso en la República Islámica, a Abbas le interesa más perfeccionar su técnica en el campo de fútbol.

El fútbol devuelve la esperanza a Zhang Kai, de 16 años, y a otros niños y niñas chinos de la calle
ZHENG ZHOU, China – Zhang Kai, de 16 años, albergaba muchos sueños, pero tras el divorcio de sus padres se encontró solo y sin recursos en esta ciudad de siete millones de habitantes.


 

 

 

 Imprimir artículo

Búsqueda

 
UNICEF - FIFA World Cup 2006 - UNITE FOR PEACE