Copa Mundial FIFA 2006

UNICEF y la FIFA

Imagen del UNICEF
© UNICEF/HQ04-1017/Pirozzi

El fútbol es un deporte basado en la previsión. En el campo, los jugadores piensan siempre en su próximo movimiento con vistas a marcar el gol.

Así es como ha operado en gran medida la alianza entre UNICEF y la FIFA desde 1999. Previendo los inmensos beneficios que el fútbol puede reportar al desarrollo de la infancia, ambas organizaciones se han aliado durante los últimos siete años, aprovechando el deporte más popular del mundo para prevenir el reclutamiento de los niños como soldados, informarles acerca de los peligros del VIH/SIDA mediante la educación y el debate y promover la educación de las niñas, entre muchos otros fines.

Ambos se unirán de nuevo este año con motivo de la Copa mundial de la FIFA 2006 bajo el lema “ÚNETE POR LA NIÑEZ, ÚNETE POR LA PAZ”. La campaña consistirá principalmente en la práctica de actividades informativas a escala mundial antes, durante y después de la Copa mundial que se celebrará este año en Alemania, e incluirá diversas iniciativas multimedia en la red y en televisión. Por ejemplo, MTV colaborará con UNICEF y la FIFA en el rodaje de anuncios de utilidad pública en los que aparecerán los jugadores más destacados de los países participantes en la Copa mundial 2006.

La campaña tiene por objetivo demostrar que los jugadores de fútbol pueden constituir modelos de conducta y que el deporte del fútbol es uno de los medios más eficaces para difundir mensajes contra la violencia al mundo entero.

Imagen del UNICEF
© UNICEF/ HQ05-0596/Estey

Una buena pareja

Desde que comenzara su alianza, UNICEF y la FIFA han demostrado que hacen una buena pareja. A lo largo de los últimos años han intervenido activamente con el fin de garantizar el derecho de todos los niños y niñas a un mundo pacífico y libre de conflictos y maltrato.

Juntos, UNICEF y la FIFA han buscado aprovechar el potencial del fútbol y el prestigio de la Copa mundial para alentar a los niños, niñas y jóvenes de todo el mundo a “Decir sí por la infancia”, que fue el lema de su primera alianza con ocasión de la Copa mundial celebrada en Japón y Corea en 2002.

Con ocasión de la celebración de la Copa mundial Femenina, la FIFA y UNICEF se dirigieron  a las jóvenes de todo el mundo bajo el lema “Vamos, niñas”. La campaña promovía el derecho a la educación para todas las niñas en todo el mundo, garantizando el derecho de todos los niños y niñas a asistir a la escuela. Durante la campaña, la FIFA donó generosamente 150.000 dólares a UNICEF, que hicieron posible que la organización enviara miles de lotes recreativos de “Deportes en una caja” a 11 países.

Hacer frente al conflicto

Los programas como Fútbol para la Vida –un programa de educación sobre el SIDA implantado en Honduras– y Fútbol para la Vida –un programa implantado a escala nacional en Colombia que emplea el fútbol para tender puentes entre las comunidades– constituyen buenos ejemplos del papel esencial que esta alianza ha desempeñado como válvula de escape para los niños y niñas de países que padecen conflictos graves, pobreza y enfermedades.

Durante los conflictos armados del Afganistán, Sierra Leona, Georgia, el Sudán y los Balcanes, el fútbol ayudó a los niños y niñas a soportar la tensión y la inseguridad que generan los conflictos. En 2004, UNICEF y la FIFA dedicaron todo su empeño a atraer la atención sobre el problema de la seguridad de los niños y niñas que viven en zonas afectadas por conflictos. La FIFA donó 250.000 dólares más a UNICEF para apoyar sus esfuerzos por construir la paz en los países que padecen conflictos. Gracias al poder del fútbol, UNICEF y la FIFA han ayudado a construir un entorno de protección para la infancia, estrechando lazos entre las comunidades, rehabilitando a niños ex-combatientes y creando espacios seguros para que la infancia pueda liberar sus frustraciones y tensiones jugando.

Visite las páginas de la Copa Mundial 2002 de UNICEF


 

 

Búsqueda

 
UNICEF - FIFA World Cup 2006 - UNITE FOR PEACE