Facts for Life
Version française | English version      

 

Las situaciones de desastre o emergencia

Información complementaria

Mensaje fundamental 1:

En las situaciones de desastre o de emergencia, los niños deben recibir atención básica de la salud, inclusive inmunización contra el sarampión, una alimentación adecuada y suplementos de micronutrientes.

Cuando las personas están aglomeradas, la enfermedad puede propagarse rápidamente. Todos los niños que viven en una situación de hacinamiento, sobre todo en las situaciones de refugiados o de desastres, deben ser vacunados inmediatamente en el primer punto de contacto o asentamiento, en especial contra el sarampión. También se deben administrar suplementos de vitamina A.

Todas las vacunaciones en una situación de emergencia deben administrarse con jeringuillas que se inutilizan por sí solas, y que por tanto solamente se pueden usar una vez.

El sarampión es incluso más grave cuando los niños están desnutridos o viven en condiciones poco higiénicas.

  • Debido a que el sarampión se propaga muy rápidamente, es preciso aislar a los niños con sarampión de los otros niños, someterlos a un examen realizado por un agente de la salud y administrarles suplementos de vitamina A.
  • El sarampión causa con frecuencia una grave diarrea. Vacunar a los niños contra el sarampión ayuda a evitar la diarrea y protege contra la neumonía.

Si, por alguna razón, un niño no ha recibido la serie completa de vacunas en el primer año de vida, es extremadamente importante que se le vacuna de manera completa lo antes posible.

  << Página anterior   Página siguiente >>