Facts for Life
Version française | English version      

 

El VIH/SIDA

Información complementaria

Mensaje fundamental 6:

Los progenitores y los maestros pueden ayudar a los jóvenes a protegerse contra el VIH/SIDA hablando con ellos sobre la mejor manera de evitar el contagio y la propagación de la enfermedad, inclusive el uso correcto y sistemático de los condones para varones y mujeres.

Es necesario que los jóvenes comprendan los riesgos del SIDA. Los progenitores, los maestros, los agentes de la salud, los tutores o las personas de la comunidad encargadas de los ritos de iniciación deben advertir a los jóvenes contra el VIH/SIDA, otras infecciones de transmisión sexual y el embarazo no deseado.

Conversar sobre cuestiones sexuales con los jóvenes puede resultar complicado. Una forma en que es posible comenzar el diálogo con niños en edad escolar es preguntarles sobre lo que han escuchado acerca del VIH/SIDA. Si la información que disponen está equivocada, aproveche la oportunidad para ofrecerles la información correcta. Hablar y escuchar a los jóvenes es muy importante. Si el padre o la madre se sienten incómodos para abordar este tipo de conversación, pueden pedir consejo sobre la mejor manera de hablar con los niños de estas cosas a un maestro, a un pariente o a cualquier otra persona que consideren adecuada para examinar temas delicados.

Es preciso informar a los jóvenes de que no existe ninguna vacuna ni cura del VIH/SIDA. Tienen que comprender que la prevención es la única protección contra la enfermedad. También deben disponer de los medios para negarse a practicar actividades sexuales.

Es preciso tranquilizarles asegurándoles que no corren ningún riesgo de contraer el virus a través del contacto social habitual con niños o adultos infectados con el VIH.

Las personas que viven con el VIH/SIDA necesitan atención y apoyo. Los jóvenes pueden ayudar mostrándoles su compasión.

  << Página anterior   Página siguiente >>