Facts for Life
Version française | English version      

 

La tos, los catarros y otras enfermedades más graves

Información complementaria

Mensaje fundamental 3:

Las familias pueden contribuir a prevenir la neumonía manteniendo la lactancia materna al menos durante los primeros seis meses de vida del niño y asegurándose de que recibe una alimentación adecuada y está completamente vacunado.

La leche materna contribuye a proteger al lactante contra la neumonía y otras enfermedades. Es importante amamantar al niño de manera exclusiva durante sus primeros seis meses de vida.

A cualquier edad, un niño bien alimentado tiene menos probabilidades de caer gravemente enfermo o de morir.

La vitamina A ofrece protección contra las enfermedades graves de las vías respiratorias y otros trastornos, y ayuda a acelerar la recuperación. La vitamina A se encuentra en la leche materna, el hígado, el aceite de palma roja, el pescado, los productos lácteos, los huevos, algunas frutas y legumbres de color naranja o amarillo y las verduras. Los agentes de salud pueden administrar también suplementos de vitamina A.

El niño debe estar completamente vacunado antes de cumplir el primer año de edad. De este modo estará protegido contra el sarampión, que puede causar neumonía y otras infecciones graves de las vías respiratorias, entre ellas la tos ferina y la tuberculosis.

  << Página anterior   Página siguiente >>