Facts for Life
Version française | English version      

 

La tos, los catarros y otras enfermedades más graves

Información complementaria

Mensaje fundamental 2:

Hay veces en que los catarros y la tos son síntomas de un problema grave. Un niño que respira muy rápidamente o con dificultades puede padecer neumonía, una infección pulmonar. Se trata de una enfermedad peligrosa y es necesario llevar inmediatamente al niño a un centro de salud.

La mayor parte de los accesos de tos, catarros, dolores de garganta y destilaciones nasales pueden curarse sin necesidad de tomar medicinas. Sin embargo, a veces son un síntoma de neumonía, una enfermedad que por lo general se cura con antibióticos.

Si un agente de la salud receta antibióticos para tratar la neumonía, es importante seguir las instrucciones y administrarle al niño toda la medicina por el tiempo indicado, incluso si el niño ha mejorado.

Muchos niños mueren de neumonía en sus hogares porque las personas que los cuidan no reconocen la gravedad de la enfermedad y la necesidad de atención médica inmediata. Es posible evitar millones de muertes infantiles provocadas por la neumonía si:

  • los progenitores y las personas que cuidan al niño saben que una respiración rápida y con dificultades son síntomas peligrosos que requieren urgente atención médica
  • los progenitores y las personas que cuidan al niño saben dónde pueden recibir asistencia médica
  • se dispone de ayuda médica y de antibióticos poco costosos.

Es necesario llevar inmediatamente al niño a un centro de salud o a un agente sanitario capacitado si se dan las señales siguientes:

  • el niño respira más rápido de lo normal: para un niño de 2 a 12 meses de edad: 50 veces por minuto o más; para un niño de 12 meses a 5 años: 40 veces por minuto o más
  • el niño respira con dificultad o jadea para obtener aire
  • la parte inferior del pecho del niño se hunde cuando éste toma aire o parece que el estómago se mueve de arriba hacia abajo
  • el niño tose desde hace más de dos semanas
  • el niño no puede tragar leche materna ni ningún líquido
  • el niño vomita con frecuencia.
  << Página anterior   Página siguiente >>