Facts for Life
Version française | English version      

 

La diarrea

Información complementaria

Mensaje fundamental 7:

Las buenas prácticas de higiene protegen contra la diarrea. Es preciso lavarse completamente las manos con jabón y agua, o ceniza y agua, después de haber estado en contacto con materias fecales y antes de tocar los alimentos o de alimentar a los niños.

Es preciso lavarse las manos con agua y jabón o ceniza y agua inmediatamente después de defecar, de limpiar el trasero del niño y antes de alimentar al niño, preparar alimentos o de comer.

Los niños más pequeños suelen llevarse con frecuencia la mano a la boca; por ello, es importante mantener la limpieza en el hogar y lavar a menudo las manos del niño con agua y jabón o ceniza y agua, especialmente antes de darles de comer.

Otras medidas higiénicas que contribuyen a evitar la diarrea:

  • Los alimentos deben estar preparados y bien cocinados inmediatamente antes de comerlos. Los alimentos que se dejan reposando por largo rato pueden acumular gérmenes que causan diarrea. Después de dos horas de haber sido cocinados, los alimentos no son seguros a menos que se hayan mantenido muy calientes o muy fríos.
  • Es preciso enterrar, quemar o eliminar de manera segura todos los desperdicios para evitar que atraigan a las moscas que pueden propagar las enfermedades.
  << Página anterior   Página siguiente >>