Facts for Life
Version française | English version      

 

La inmunización

Información complementaria

Mensaje fundamental 6:

Cuando las personas están hacinadas, es muy fácil que las enfermedades se propaguen entre ellas con rapidez. Todos los niños que vivan en este tipo de situaciones, sobre todo si son refugiados o han sufrido un desastre, deben ser inmunizados inmediatamente, especialmente contra el sarampión.

Las emergencias y las situaciones en que las personas tienen que huir de sus hogares suelen favorecer la propagación de enfermedades transmisibles. Por tanto, todos los niños desplazados menores de 12 años deben ser vacunados inmediatamente en el primer asentamiento o lugar de contacto, especialmente contra el sarampión.

Todas las vacunaciones en los lugares de emergencia deben administrarse con jeringas que se inutilizan después de usarlas, y que por tanto solamente pueden utilizarse una vez.

El sarampión es incluso más grave cuando los niños están desnutridos o viven en condiciones poco higiénicas.

  • Debido a que las enfermedades como el sarampión se propagan rápidamente, es preciso aislar a todo niño que padezca sarampión del resto de los niños, y someterlo a un examen médico.
  • El sarampión suele causar una grave diarrea. Vacunar a los niños contra el sarampión evita la diarrea.

Si se interrumpe la vacunación de rutina del niño, es necesario consultar a un agente de la salud para completar las vacunaciones según las normas nacionales.

  << Página anterior   Página siguiente >>