Facts for Life
Version française | English version      

 

La inmunización

Información complementaria

Mensaje fundamental 4:

Todas las mujeres embarazadas deben estar protegidas contra el tétanos. Incluso en los casos en que la mujer fue vacunada anteriormente podría necesitar dosis suplementarias de la vacuna anatoxina tetánica. Para obtener asesoramiento y recibir la vacuna anatoxina tetánica, consulte con un agente de la salud.

En muchas partes del mundo, las madres dan a luz en condiciones poco higiénicas. Esto expone a la madre y al recién nacido al riesgo de contraer el tétanos, una importante causa de muerte entre los recién nacidos.

Si una mujer embarazada no está vacunada contra el tétanos y la bacteria o las esporas del tétanos penetran en su cuerpo, su vida se halla también en peligro.

La bacteria o las esporas del tétanos crecen en las heridas que no se limpian. Esto puede suceder, por ejemplo, si se utiliza un cuchillo no esterilizado para cortar el cordón umbilical o si cualquier objeto no esterilizado toca el extremo del cordón. Cualquier instrumento que vaya a utilizarse para cortar el cordón umbilical debe limpiarse primero y luego hervirse o ponerse al calor de una llama y dejar que se enfríe. Durante la primera semana después del nacimiento, el cordón umbilical del recién nacido debe mantenerse limpio.

Todas las mujeres embarazadas deben asegurarse de que están inmunizadas contra el tétanos. De este modo, tanto las madres como sus hijos recién nacidos quedarán protegidos

Una mujer embarazada no corre ningún riesgo cuando se vacuna contra el tétanos. La vacunación debe seguir el calendario siguiente:

Primera dosis:
Tan pronto como sepa que está embarazada.
Segunda dosis:
Un mes después de la primera dosis, y no más tarde de las dos últimas semanas del embarazo.
Tercera dosis:
De 6 a 12 meses después de la segunda dosis, o durante el siguiente embarazo.
Cuarta dosis:
Un año después de la tercera dosis, o durante un embarazo posterior.
Quinta dosis:
Un año después de la cuarta dosis, o durante un embarazo posterior.

Si una niña o una mujer ya ha recibido cinco veces la vacuna contra el tétanos, estará protegida contra la enfermedad durante toda su vida. Todos los hijos que pueda tener también estarán protegidos durante sus primeras semanas de vida.

  << Página anterior   Página siguiente >>