Facts for Life
Version française | English version      

 

La nutrición y el desarrollo

Información complementaria

Mensaje fundamental 4:

Todos los niños necesitan ingerir alimentos ricos en vitamina A para resistir las enfermedades y evitar deficiencias visuales. La vitamina A se encuentra en muchas frutas y legumbres, aceites, huevos y productos lácteos, alimentos enriquecidos, la leche materna o los suplementos de vitamina A.

Hasta que el niño cumple seis meses de edad, la leche materna le proporciona toda la vitamina A que necesita, siempre que la madre ingiera la suficiente vitamina A en su régimen alimentario o en los suplementos. Los niños de más de seis meses necesitan ingerir vitamina A de otros alimentos o mediante suplementos.

La vitamina A se encuentra en el hígado, los huevos, los productos lácteos, en el aceite de hígado de pescado, en los mangos y las papayas maduros, las batatas, en las legumbres verdes y en las zanahorias.

Cuando los niños no consumen una cantidad suficiente de vitamina A corren el riesgo de contraer ceguera nocturna. Si el niño tiene problemas para ver durante el atardecer o por la noche, necesita probablemente más vitamina A. Es importante llevar al niño a un agente de salud para que le administre una cápsula de vitamina A.

En algunos países, el aceite y otros alimentos se enriquecen con vitamina A. También es posible ingerir la vitamina A en cápsula o en líquido. En muchos países las cápsulas de vitamina A se distribuyen una o dos veces al año entre todos los niños de seis meses a cinco años de edad.

El organismo infantil pierde vitamina A cuando el niño padece diarrea o sarampión. Puede recuperarla si se le da el pecho con más frecuencia o, en el caso de los niños mayores de seis meses, si se le alimenta con más frutas y verduras, huevos, hígado y productos lácteos. Los niños que padecen diarrea por más de 14 días y los niños con sarampión deben recibir una cápsula de vitamina A, administrada por un trabajador de la salud.

  << Página anterior   Página siguiente >>