Facts for Life
Version française | English version      

 

La nutrición y el desarrollo

Información complementaria

Mensaje fundamental 1:

Un niño de corta edad debe crecer de manera adecuada y aumentar de peso con rapidez. Es importante pesar a los niños todos los meses desde su nacimiento hasta los dos años. Si no se aprecia ningún aumento de peso durante dos meses seguidos, es señal de que existe algún problema.

El aumento regular de peso es el indicador más fiable de que el niño crece y se desarrolla adecuadamente. Es importante pesar al niño cada vez que visita un centro de salud.

Un niño que recibe solamente leche materna durante los primeros seis meses de vida suele crecer por lo general de manera adecuada durante este tiempo. La lactancia materna ayuda a proteger al recién nacido contra enfermedades frecuentes y a garantizar un buen crecimiento y desarrollo físicos y mentales. Puede que los lactantes que no reciban leche materna tengan más dificultades para aprender que los lactantes que si la han recibido.

Cuando un niño no aumenta de peso en un período de dos meses, puede que necesite cantidades mayores de comida o alimentos más nutritivos, puede estar enfermo o puede que necesite una mayor atención y cuidado. Los padres y los agentes de salud deben tomar medidas rápidamente para descubrir la causa del problema.

Todos los lactantes deben tener un gráfico de crecimiento. Cada vez que se le pesa, hay en que marcar el peso del niño con un punto en el gráfico de crecimiento, y después conectar cada punto. Esto genera una línea que indica la forma en que el niño está creciendo. Si la línea es ascendente, el niño está creciendo de manera adecuada. Una línea que se mantenga horizontal o que descienda debe ser causa de preocupación.

Si un niño no aumenta regularmente de peso o no crece adecuadamente, es preciso hacerse algunas preguntas:

  • ¿Toma el niño alimentos con suficiente frecuencia? Un niño debe comer de tres a cinco veces al día. Un niño con discapacidades necesita ayuda suplementaria y más tiempo para alimentarse.
  • ¿Recibe el niño comida suficiente? Si el niño termina su comida y quiere más, es necesario darle más.
  • ¿Contienen los alimentos que toma el niño pocos ingredientes energéticos? Los alimentos que contribuyen al crecimiento del niño son las carnes, el pescado, los huevos, los frutos secos, los cereales y las legumbres. Una pequeña cantidad de aceite puede aumentar la energía. El aceite de palma roja y otros aceites comestibles enriquecidos con vitamina son buenas fuentes de energía.
  • ¿Se niega el niño a comer? Si parece que al niño no le gusta una comida determinada, es preciso ofrecerle otros alimentos de manera gradual.
  • ¿Está el niño enfermo? Es preciso alentar al niño enfermo a que tome alimentos frecuentes en pequeñas cantidades. Después de una enfermedad el niño necesita una comida adicional todos los días durante una semana. Los lactantes necesitan una tanda adicional de leche materna por lo menos durante una semana. Si el niño se enferma con frecuencia, es necesario que lo examine un agente capacitado de la salud.
  • ¿Recibe un niño suficientes alimentos con vitamina A para evitar la enfermedad? La leche materna es rica en vitamina A. Otros alimentos con vitamina A son el hígado, los huevos, los productos lácteos, el aceite de palma roja, las frutas y las legumbres amarillas o naranjas y la mayoría de las verduras de hojas verdes. Si estos alimentos no están disponibles en una cantidad adecuada, como ocurre en muchos países en desarrollo, el niño necesita una cápsula de vitamina A dos veces al año.
  • ¿Se está alimentando al niño con sucedáneos de la leche materna mediante un biberón? Si el niño tiene menos de seis meses, lo mejor es el amamantamiento exclusivo. Desde los 6 hasta los 24 meses, la leche materna sigue siendo el mejor alimento, debido a que es una fuente importante de muchos nutrientes. Si se le alimenta con otro tipo de leche, es más conveniente hacerlo con una taza limpia y abierta en lugar de una botella.
  • ¿Se vigila la limpieza de los alimentos y del agua? Si no es así, el niño se enfermará con frecuencia. Es preciso lavar o cocinar los alimentos crudos. La comida cocinada debe ingerirse de inmediato. Es preciso recalentar de manera completa la comida sobrante.

    El agua debe provenir de una fuente segura y mantenerse limpia. El agua potable limpia puede obtenerse de una fuente entubada que se conserve de forma sistemática, se controle de manera adecuada y se depure con cloro. También es posible obtener agua salubre de un pozo entubado, una bomba de agua y una fuente o un pozo protegidos. Si el agua se obtiene de lagunas, arroyos, fuentes, pozos o tanques, es posible aumentar su salubridad hirviéndola.

  • ¿Se depositan los excrementos en letrinas o retretes o se entierran? Si no es así, el niño puede enfermarse con frecuencia a causa de parásitos y otros trastornos. Un niño con parásitos necesita recibir medicamentos antiparasitarios administrados por un agente de la salud.
  • ¿Se deja al niño solo gran parte del tiempo o al cuidado de un niño de mayor edad? Si esto es así, puede que el niño de corta edad requiera una mayor atención y estimulación por parte de los adultos, especialmente durante las comidas.
  << Página anterior   Página siguiente >>