Facts for Life
Version française | English version      

 

La maternidad sin riesgos

Información complementaria

Mensaje fundamental 1:

Es importante que todas las familias conozcan los síntomas de alarma durante el embarazo y el parto y que hayan establecido planes y dispongan de recursos para recibir ayuda capacitada inmediata si surge algún problema.

Durante el parto pueden darse situaciones de riesgo. Es imposible predecir la mayoría de este tipo de complicaciones. El primer parto es el más peligroso para la madre y el recién nacido.

Es preciso que una mujer embarazada se someta a un reconocimiento médico al menos cuatro veces durante cada embarazo. También es importante que consulte con una persona capacitada para atender un parto (como un médico, una enfermera o una partera) sobre el lugar donde debería nacer el pequeño.

Debido a que pueden surgir problemas peligrosos inesperados durante el embarazo, el parto o poco después del nacimiento, todas las familias tienen que saber dónde se encuentra el hospital o la clínica más cercanos y haber establecido planes y separado recursos financieros para trasladar rápidamente a la mujer a cualquier hora. Si es posible, la futura madre debería trasladarse temporalmente a un lugar cercano a la clínica o al hospital, para disponer de asistencia médica a su alcance.

Si una familia sabe que un parto puede ser difícil o entrañar algún riesgo, debe procurar que el niño nazca en un hospital o clínica. Todos los partos, especialmente los primeros, son más seguros en una clínica de maternidad o en un hospital.

Es importante que todas las familias conozcan los factores de riesgo y sean capaces de reconocer los síntomas de alarma que indican la posibilidad de que se produzca algún problema.

Factores de riesgo para la mujer antes del embarazo:

  • un intervalo de menos de dos años desde el último parto
  • una edad menor de 18 años o mayor de 35
  • haber tenido ya cuatro hijos o más
  • haber tenido ya un hijo prematuro o algún hijo con un peso al nacer inferior a 2 kilogramos
  • haber tenido un parto difícil o mediante cesárea
  • haber sufrido algún aborto espontáneo o haber dado a luz un niño muerto
  • pesar menos de 38 kilogramos
  • haber padecido infibulación o excisión genital.

Síntomas de alarma durante el embarazo:

  • problemas para aumentar de peso (durante el embarazo la madre debe aumentar al menos 6 kilos)
  • anemia, palidez de la cara interna de los párpados (ésta debe tener un color rojo o rosado), cansancio o falta de aliento
  • hinchazón excesiva de piernas, brazos o cara
  • el feto se mueve muy poco o nada.

Señales que indican la necesidad de recibir asistencia inmediata:

  • manchas o pérdidas vaginales de sangre durante el embarazo o hemorragias profusas o persistentes después del parto
  • fuertes dolores de cabeza o de estómago
  • vómitos abundantes o persistentes
  • fiebre alta
  • rotura de aguas antes del momento fijado para el parto
  • convulsiones
  • graves dolores
  • parto prolongado.
  << Página anterior   Página siguiente >>