Facts for Life
Version française | English version      

 
 

Por qué es importante actuar y compartir información sobre:

La maternidad sin riesgos

Unas 1.400 mujeres mueren cada día por causas asociadas con el embarazo y el parto. Otras decenas de miles más sufren complicaciones durante el embarazo que ponen en peligro sus vidas y las de sus hijos o les causan graves discapacidades.

Los peligros del embarazo pueden reducirse bastante si la mujer se encuentra en un buen estado de salud y está bien alimentada antes de quedarse embarazada, si se somete a un reconocimiento médico al menos cuatro veces durante el embarazo, realizado por un agente diplomado de la salud, y si una persona cualificada atiende el parto, es decir, un médico, una enfermera o una partera. Es preciso también que la mujer reciba un reconocimiento médico durante las 12 horas después del parto y seis semanas después de dar a luz.

A los gobiernos les corresponde una responsabilidad especial en la prestación de servicios de asistencia prenatal y postnatal, la formación de personal capacitado para atender los partos, así como en procurar una atención especial, y servicios de envío a centros adecuados, para las mujeres que presenten problemas graves durante el embarazo y el parto.

La mayoría de los gobiernos han ratificado un acuerdo internacional, la Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer, que incluye un compromiso con fuerza jurídica obligatoria para proporcionar a las mujeres embarazadas los servicios que necesiten.

  << Página anterior   Página siguiente >>