Sudán

Los campamentos de desplazados, repletos debido a la llegada de miles de mujeres y niños y niñas que huyen de los combates en Darfur meridional

Imagen del UNICEF
© UNICEF Darfur/2006/Nguyen
Los niños, niñas y familias desplazadas llegan al Campo Ottash por medio de camiónes, a pie o en burro en donde llevan pocas de sus posesiones que lograron recoger mientras dejaban sus hogares en Darfur del sur, Sudán.

Por Jane O’Brien

NUEVA YORK, Estados Unidos, 16 de noviembre de 2006 – Miles de mujeres y niños y niñas han buscado refugio en un campamento ubicado en Darfur meridional debido a que el recrudecimiento de los combates les obligó a huir de sus hogares. Se calcula que solamente en octubre el campamento Ottash, cerca de Nyala, recibió a más de 11.000 nuevos desplazados.

Muchos de ellos estaban heridos y desnutridos, y por ello UNICEF y sus aliados han redoblado su asistencia de emergencia, con el propósito de satisfacer las necesidades más urgentes de los desplazados.

“En la mayoría los casos se trata de madres con sus hijos, que necesitan desesperadamente albergue, alimentos y agua”, explica Narinder Sharma, Oficial de Programas de UNICEF. “Algunos han estado escondidos en el monte desde septiembre, cuando comenzaron los enfrentamientos, de manera que llegaron al campamento Ottash en muy mal estado”.

Imagen del UNICEF
© UNICEF Darfur/2006/Nguyen
Los niños y niñas constituyen la mitad de la población de Darfur y sufren en mayor medida las consecuencias de la crisis.

Programas de alimentación

Una madre había sufrido graves quemaduras debido a que los milicianos janjaweed incendiaron su aldea tras matar a los hombres y adolescentes varones. Muchos de los niños y niñas que salieron con vida del ataque murieron posteriormente de sed o hambre durante la difícil travesía a zonas más seguras.

Las tasas de desnutrición infantil en el campamento Ottash son peligrosamente elevadas, de manera que se han puesto en práctica programas de alimentación especial para tratar los casos moderados y graves. UNICEF también ha contribuido con 24 puntos de agua adicionales y ha construido nuevas letrinas.

Durante la huída, algunos niños y niñas se separaron de sus familias. A pesar de que se otorga carácter prioritario a la reunión de esos niños con sus familiares, el reencuentro no siempre es posible. Un niño de corta edad, por ejemplo, perdió a todos los integrantes de su familia como consecuencia de un ataque contra su aldea. “A mi padre lo mataron”, dice. “Unos hombres armados nos golpearon. Llegaron armados y a caballo, y nos golpearon. Por eso huimos, pero mataron a nuestros padres”.

Imagen del UNICEF
© UNICEF Darfur/2006/Nguyen
UNICEF ha establecido puntos de agua adicionales para poder brindar ese servicio a los miles de personas que han huido recientemente de los enfrentamientos armados en Darfur meridional.

Apoyo a la educación

“Hasta ahora, estos niños han recibido agua, servicios de saneamiento, alimentos y apoyo psicosocial”, explica la Sra. Sharma. “El próximo paso consiste en brindarles educación. UNICEF apoya las labores de tres escuelas en las que unos 5.000 niños y niñas del campamento Ottash ya reciben instrucción escolar. Pero ahora tenemos 3.000 niños y niñas más, lo que representa un enorme desafío”.

En los últimos dos meses, el número de personas que buscan refugio y ayuda en el campamento Ottash ha aumentado de unos 30.000 a unos 43.000. Como la mitad de la población de la región es menor de 18 años, los niños sufren en forma desproporcionadamente alta los efectos de la continua crisis.

UNICEF ha establecido “espacios acogedores para los niños” y brinda respaldo a escuelas y diversas actividades recreativas, con la esperanza de ofrecer a los niños y niñas de Darfur cierto sentido de la normalidad en medio del caos del conflicto.


 

 

Vídeo (en inglés)

16 de noviembre de 2006:
Jane O’Brien, corresponsal de UNICEF, informa sobre la ayuda que reciben los niños y niñas y mujeres en un campamento de personas desplazadas por la violencia en Darfur meridional.

 VÍDEO  alta | baja

Obtengan vídeo
de calidad profesional
en The Newsmarket

Enlaces

Los niños y niñas desplazados

Búsqueda