Sri Lanka

Cientos de miles de desplazados por las inundaciones en el Sri Lanka oriental

Imagen del UNICEF
© UNICEF Sri Lanka/2011/Gowriswaran
Cientos de miles de personas han tenido que desplazarse a causa de las crecientes riadas provocadas por las fuertes lluvias en el Sri Lanka oriental.

COLOMBO, Sri Lanka, 12 de enero de 2011. Cientos de miles de personas han tenido que desplazarse por las inundaciones en el Sri Lanka oriental, donde los niveles de agua en algunas zonas alcanzan dos metros de altura más de lo normal, y su nivel sigue aumentando.

Precedidos de una semana de intensa humedad, los cuatro días de incesantes aguacerosdesde el fin de semana han convertido parte de Sri Lanka en un lago cada vez más profundo. Los cocodrilos y las serpientes constituyen una amenaza para cualquiera que trate de abrirse paso a través de las riadas.

“En los 37 años que llevo viviendo en Batticaloa nunca había visto nada semejante”, Kirupairajah Gowriswaran, dice el Oficial de Salud y nutrición de la oficina de zona de UNICEF. “El 90% de la población local se ha visto afectada. Todo el mundo ocupa cualquier edificio que pueda encontrar en terrenos más elevados”.

Los suministros están de camino

UNICEF ha realizado evaluaciones rápidas de las necesidades de los niños y las familias afectadas por las inundaciones, a pesar de que los propios miembros del personal de la organización tienen que hacer frente a las inundaciones de sus casas y de la oficina de zona. Como las inundaciones continúan, UNICEF ha enviado siete camiones cargados de suministros hacia Ampara y Batticaloa para ayudar a las familias que viven en refugios temporales.

Imagen del UNICEF
© UNICEF Sri Lanka/2011/Gowriswaran
Las riadas inundan la superficie que rodea la oficina de zona de UNICEF en el Sri Lanka oriental, donde los cocodrilos y las serpientes son una amenaza para cualquiera que trate de abrirse paso entre las corrientes de agua para llegar a terrenos más elevados.

“Estos suministros ayudarán a garantizar que las familias, las niñas y los niños tengan acceso al agua potable y puedan mantener los niveles básicos de higiene”, dice Reza Hossaini, Representante de UNICEF en Sri Lanka. Como es fácil de comprender, las escuelas se han habilitado como refugios temporales. Los niños no tienen clases en estos momentos.

Los suministros en ruta hacia la zona inundada incluyen 50 depósitos de agua (con 1.000 litros en cada uno), pastillas para purificar 2 millones de litros de agua, 7.000 lonas impermeabilizadas, 7.000 colchonetas, 3.000 cubos y 30.000 pastillas de jabón, así como desinfectante de cloro en polvo y cazuelas para cocinar.

Despliegue de ayudas para las emergencias

Esta remesa de ayuda de UNICEF forma parte de un esfuerzo más amplio de las Naciones Unidas para respaldar al Gobierno mediante la prestación de asistencia de emergencia a las comunidades afectadas. Puesto que la mayoría de las carreteras están intransitables, las fuerzas armadas de Sri Lanka utilizan embarcaciones para repartir la ayuda tan necesaria.

“Estamos colaborando estrechamente con el Gobierno y otros aliados de las Naciones Unidas mientras continuamos controlando las condiciones de la crecida de agua y decidimos la mejor manera de atender a aquellas personas cuyos hogares se han inundado”, dice Hossaini.

Mientras tanto, la Organización de las Naciones Unidas espera lanzar un llamamiento para recaudar fondos de emergencia con los que responder a las crisis por inundaciones.


 

 

Búsqueda