África meridional - Países en crisis

Zimbabwe

Imagen del UNICEF
Este mapa no refleja ninguna toma de posición por parte del UNICEF con relación a la situación jurídica de ningún país o territorio ni el reconocimiento de ninguna frontera.

Zimbabwe es el país más gravemente afectado de la región, donde centenares de miles de niños requieren asistencia especial debido a la crisis humanitaria desatada por el agravamiento de las penurias de alimentos. Esa crisis amenaza a más de seis millones de zimbabwenses, que representan alrededor de la mitad de la población del país.

  • 600.000 niños necesitan la asistencia de iniciativas de nutrición selectiva, y la desnutrición crónica afecta a grandes sectores de la población.
  • Resulta cada vez más difícil obtener servicio de atención de la salud, y faltan los medicamentos básicos.
  • Cerca de 1.700.000 personas, entre ellas 408.000 mujeres y 935.000 niños, carecen de acceso al agua potable y a instalaciones de saneamiento ambiental.
  • Siete distritos del país han sufrido brotes de cólera debido, principalmente, a la falta de acceso al agua potable y a medios seguros de eliminación de los excrementos, así como a las condiciones de higiene deficientes. El cólera amenaza ahora con propagarse a otros puntos del país.
  • Unos 150.000 niños necesitan con desesperación que se les proteja de la violencia, el abuso y la explotación
  • Unos 600.000 niños han quedado huérfanos debido al VIH/SIDA y unos 2,2 millones de habitantes de Zimbabwe (o un 30% de la población adulta) viven con VIH/SIDA.

Las causas de la crisis son muchas y complejas, y están interrelacionadas. En la mayoría de los casos se trata de los resultados de decisiones políticas y condiciones económicas, y de fenómenos naturales como la sequía y la pandemia del VIH/SIDA. Todos estos factores se complementan para agravar la situación; y el empeoramiento de la crisis alimentaria tiene un efecto multiplicador sobre los problemas preexistentes.

Imagen del UNICEF
© UNICEF/HQ96-0827/ALYANAK
Bajo la supervisión de Mavis (izq.), de 13 años de edad, que encabeza el equipo de mantenimiento de la bomba de agua de su escuela, los niños vuelven a armar una bomba que habían desmontado para inspeccionar una junta. Los niños asisten a la escuela prima

Las cuestiones políticas, como la inestabilidad macroeconómica, han tenido graves efectos en la crisis. Entre las causas fundamentales de la crisis actual figuran la política de control de precios y del cambio de divisas extranjeras; el programa acelerado de recolonización agraria, que ha tenido consecuencias muy negativas para la agricultura, uno de los sectores económicos más productivos, y que es una de las causas principales de la decadencia económica; y la acción de la Junta de Comercialización de Cereales, que regula el comercio y los precios de los cereales y el harina de maíz.

En el pasado, las personas que contaban con suficiente dinero podían adquirir harina de maíz y otros productos en el mercado cuando los necesitaban, pero eso ya no es posible. Debido a la aplicación de políticas que reducen la participación del sector privado en el comercio de harina de maíz, resulta imposible satisfacer la demanda de ese producto, mientras que, por otra parte, han aumentado sideralmente los precios de otros productos alimenticios, como el arroz.

Este año, los mecanismos que emplean tradicionalmente los zimbabwenses para hacer frente a situaciones similares se vieron superados, y gran parte de la población se ha visto obligada a depender en grado cada vez mayor de estrategias de supervivencia peligrosas o perjudiciales, como la caza ilícita, la prostitución y el robo, que a mediano plazo tendrán consecuencias graves para la población, los recursos naturales y el medio ambiente. También resulta evidente que ni siquiera estas medidas desesperadas serán suficientes para garantizar la supervivencia de los zimbabwenses afectados.

Los efectos combinados de la sequía, las dificultades económicas generales, la tensión en las relaciones con los países donantes y la prevalencia del VIH/SIDA han excedido la capacidad del Gobierno de hacer frente a esta crisis.

Medidas que se deberían tomar para aliviar los efectos de la crisis actual

  • El UNICEF concentra su atención en la situación de unos 620.000 niños y unas 100.000 mujeres que necesitan asistencia alimentaria en los 19 distritos más gravemente afectados.
  • El UNICEF y sus aliados se proponen satisfacer las necesidades inmediatas de unos 450.000 habitantes amenazados en las siete provincias más afectadas mediante la construcción y rehabilitación de pozos de agua cavados a mano y pozos de sondeo y mediante la prestación continuada de apoyo y capacitación técnica en materia de gestión de instalaciones de agua y saneamiento ambiental a las comunidades y autoridades locales.
  • El UNICEF colabora con el Gobierno, otros organismos de las Naciones Unidas y diversas organizaciones no gubernamentales (ONG) a fin de poner en marcha campañas ampliadas de movilización social dirigidas a fomentar el mejoramiento de las prácticas de higiene con el fin de combatir y prevenir ulteriores brotes de cólera y otras enfermedades relacionadas con la diarrea. Además de ello, se pondrán en práctica programas de capacitación del personal sanitario en materia de detección precoz, gestión y denuncia de los casos de cólera.
  • El UNICEF, junto a la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Gobierno, brinda apoyo a diversas políticas de prevención y lucha contra las enfermedades prevenibles mediante la vacunación, como el sarampión, la poliomielitis y el tétanos neonatal. Entre ellas figuran las campañas aceleradas de inmunización de los niños de entre seis meses y seis años de edad en las regiones afectadas, y la capacitación adicional del personal sanitario en materia de planificación y gestión de los programas de inmunización.
  • El paludismo es una enfermedad que provoca un gran número de muertes en Zimbabwe, donde unas tres millones de personas sufren anualmente por lo menos un episodio de ese mal. El UNICEF y sus aliados distribuirán mosquiteros tratados con insecticida y darán apoyo a los programas de capacitación del personal sanitario y las comunidades en el empleo de los mismos. Asimismo, el UNICEF continuará suministrando medicamentos antipalúdicos a los establecimientos sanitarios.
  • En su carácter de organismo presidente del Grupo Temático de las Naciones Unidas sobre el VIH/SIDA, el UNICEF mantendrá en efecto las labores de evaluación, relevamiento y vigilancia de los niños y las familias que viven con el VIH/SIDA. La información obtenida se empleará para mejorar las labores de respuesta de todos los aliados que operen en la región, lo que beneficiará a unos 600.000 niños y sus familias.
  • El UNICEF continuará dando apoyo al Ministerio de Educación, Deportes y Cultura, a los padres y madres y a las comunidades para garantizar que unos 58.000 niños afectados en edad escolar continúen disponiendo de acceso a la educación estructurada. Se mejorará la calidad de la educación escolar mediante el suministro de materiales adecuados de enseñanza y aprendizaje a los establecimientos educacionales, especialmente los conjuntos de materiales conocidos como Escuela en una caja. También se ofrecerá a las instituciones de enseñaza orientación y supervisión profesional.

Con el propósito de satisfacer las necesidades contempladas en este Llamamiento, las Naciones Unidas y sus aliados solicitan 285.112.870 dólares de los EEUU

ORGANIZACIÓN QUE REALIZA LA SOLICITUD

MONTO SOLICITADO
(EN DÓLARES EEUU)

ORGANIZACIÓN PARA LA AGRICULTURA Y LA ALIMENTACIÓN

16,110,000

PROGRAMA DE LA NACIONES UNIDAS PARA EL DESARROLLO

3,768,330

FONDO DE LAS NACIONES UNIDAS PARA LA INFANCIA

7,794,200

FONDO DE POBLACIÓN DE LAS NACIONES UNIDAS

5,000,000

PROGRAMA MUNDIAL DE ALIMENTOS

236,534,915

ORGANIZACIÓN MUNDIAL DE LA SALUD (OMS)

10,156,395

OMS/UNICEF

2,968,000

INTER-COUNTRY PEOPLE'S AID

2,063,030

WORLD VISION ZIMBABWE

107,000

ZIMBABWE SIDA PREVENTION & SUPPORT ORGANIZATION

611,000

TOTAL

285,112,870

 

 

Búsqueda