África meridional - Países en crisis

Swazilandia

Imagen del UNICEF
Este mapa no refleja ninguna toma de posición por parte del UNICEF con relación a la situación jurídica de ningún país o territorio ni el reconocimiento de ninguna frontera.

La crisis alimentaria que castiga a Swazilandia ha desatado una situación de emergencia humanitaria que tiene consecuencias particularmente graves para las mujeres, los niños, los ancianos y quienes han quedado huérfanos o en situación de vulnerabilidad debido al VIH/SIDA. Además de ayuda alimentaria, el país necesita otras formas de asistencia para reducir el grado de vulnerabilidad de esos sectores de la población.

La crisis alimentaria de Swazilandia ha ido empeorando durante las dos épocas más recientes de cosecha, y las organizaciones humanitarias calculan que:

  • El 21% de la población swazi requiere asistencia. Por lo menos 144.000 personas necesitan de manera inmediata asistencia alimentaria, mientras que otros 87.000 habitantes la requerirán para diciembre próximo. Según una reciente encuesta, un 80% de las familias del país ingiere menos de tres comidas diarias.
  • La desnutrición amenaza a unos 8.000 niños menores de cinco años.
  • Más de un 10% de los casos de deserción escolar en el primer trimestre de clases se debe a que las familias se ven obligadas a usar el dinero de la matrícula escolar para hacer frente al aumento del costo de los alimentos básicos.
  • Muchas familias más, que ni siquiera cuentan con medios para dar de comer a sus propios hijos, no pueden adoptar huérfanos y otros niños amenazados, lo que motiva la creciente desaparición de los vínculos de "las familias ampliadas". La tasa de prevalencia del VIH/SIDA es de 34,2%, y casi un 10% de las familias están encabezadas por niños.
  • La carencia de agua pura expone a unas 150.000 a los peligros de las enfermedades infecciosas transmitidas por el agua.

Aunque Swazilandia está clasificad como un país en desarrollo de ingresos medios bajos, el 66% de sus habitantes está debajo del umbral de pobreza. El 70% de la población reside en zonas rurales y la economía nacional depende aún en gran medida de la agricultura.

Imagen del UNICEF
© UNICEF
Parada en un campo abierto, una niña swazi acuna en sus brazos a un niño de corta edad.

Las condiciones meteorológicas erráticas, la excesiva dependencia del maíz y la ausencia de variedades de ese cereal resistentes a la sequía son factores que contribuyen al incremento del 61% del precio de ese producto, que actualmente está fuera del alcance de muchas familias, debido también al aumento de la tasas de desempleo y a la reducción general de la actividad económica en Swazilandia.

El Llamado consolidado sobre la crisis alimentaria en Swazilandia se propone satisfacer las necesidades de emergencia de ese país ocasionadas por las cosechas deficientes y otras complicaciones socioeconómicas. Para reducir el estado de vulnerabilidad de la población, será necesario prestarle asistencia adicional, que complemente la ayuda alimentaria.

Medidas que el UNICEF se propone tomar con carácter prioritario

  • Enfrentar el problema de la desnutrición grave, especialmente en lo que afecta a los niños, mediante el respaldo a los programas de alimentación escolar, que tienen por objetivo suministrar por lo menos una comida diaria a los 36.000 niños que viven en las comunidades más afectadas por la sequía.
  • Dar apoyo a los programas de alimentación mediante el suministro de equipos de cocina y materiales para la construcción de instalaciones de almacenamiento, la capacitación del personal a cargo de la gestión de los programas y el abastecimiento de los alimentos básicos necesarios para la preparación de una comida caliente diaria para los estudiantes.
  • Hacer todos los esfuerzos necesarios para que se establezcan granjas y huertos escolares.
  • Establecer con la colaboración de diversos aliados sistemas de vigilancia y asistencia basados en las comunidades a fin de determinar cuáles son los sectores más amenazados de la población y de garantizar que esos sectores reciban el apoyo y los servicios que necesiten.
  • Colaborar con los aliados para elaborar estrategias sanitarias que reduzcan los riegos de enfermedades.
  • Suministrar apoyo nutricional a los sectores vulnerables, en especial a los niños y a las personas debilitadas por el VIH/SIDA.
  • Crear capacidad nacional en materia de prevención, respuesta y gestión de las situaciones de desastre.

El UNICEF dará prioridad a los sectores más vulnerables, como los destituidos, los ancianos y discapacitados, los niños menores de cinco años, las personas debilitadas por el VIH/SIDA, y los niños huérfanos, que en algunos casos tienen a su cargo a sus familias. Tanto la asistencia alimentaria como la ayuda en general estarán orientadas a satisfacer las necesidades de esos sectores de las víctimas del desastre. Las organizaciones miembros de las Naciones Unidas solicitan 19.028.760 dólares estadounidenses para responder a estas necesidades de emergencia.

Organización que realiza la solicitud

Monto solicitado (en dólares EEUU)

Organización para la Agricultura y la Alimentación (FAO)

1,418,525

Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF)

1,812,000

Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo

1,431,300

Fondo de Población de las Naciones Unidas

42,000

UNICEF / FAO

182,000

Programa Mundial de Alimentos

13,598,996

Organización Mundial de la Salud

543,939

TOTAL

19,028,760

 

 

Búsqueda