África meridional - Países en crisis

Malawi

Imagen del UNICEF
Este mapa no refleja ninguna toma de posición por parte del UNICEF con relación a la situación jurídica de ningún país o territorio ni el reconocimiento de ninguna frontera.

La actual situación de emergencia humanitaria en Malawi es una crisis compleja cuya solución demanda la aplicación de un enfoque integral. Se trata de resolver la crisis alimentaria y de tomar medidas con respecto a los factores que incrementan el grado de vulnerabilidad de la población, especialmente de las mujeres y los niños.

  • Unos 400.000 niños menores de 15 años han quedado huérfanos debido al VIH/SIDA. Muchos huérfanos están bajo el cuidado de parientes que ya sufren dificultades económicas.
  • Está en aumento el número de familias a cargo de niños.
  • Las tasas de desnutrición grave son elevadas, y existe información circunstancial sobre casos mortales. La desnutrición aumenta el peligro de contraer un 50% de las enfermedades contagiosas, e incrementa también la tasa de mortalidad cuando afecta a personas que sufren otras enfermedades, como el cólera, especialmente cuando integran los sectores más vulnerables de la población.
  • En la mayoría de los establecimientos de salud existe un déficit grave de personal y equipo básico.
  • En la mayoría de los centros de atención de la salud se ha registrado un importante aumento de la mortalidad materna.

La situación es grave para la mayor parte de la población rural del país. Más del 65% de la población de Malawi sobrevive debajo del umbral de pobreza, y en 2000 Malawi fue uno de los países que compartieron el 7% inferior de los índices de Pobreza y Desarrollo Humano del Programa de la Naciones Unidas para el Desarrollo.

Imagen del UNICEF
© UNICEF/HQ02-0258/Vitale
Una mujer que carga a un bebé y lleva de la mano a una niña pequeña transporta a su hogar, con la ayuda de otras dos niñas de mayor edad, bolsas de maíz con las que se les paga por su trabajo en una granja cercana a la aldea de Chipumi, en Malawi.

La crisis se debe a diversas circunstancias, entre ellas la pobreza crónica, la dependencia de un solo cultivo y las condiciones meteorológicas desfavorables. La situación empeoró debido a otros problemas, como la desnutrición crónica, un sistema de salud pública que lucha por hacer frente a las enfermedades endémicas, la carencia de recursos suficientes, y el agravamiento de la pesada carga del VIH/SIDA.

Malawi tiene una tasa de prevalencia del VIH/SIDA sumamente elevada, que afecta al 16.4% de los habitantes entre 15 y 49 años y es causa de un 70% de las muertes en los hospitales.

En combinación con la crisis alimentaria, el VIH/SIDA forma un círculo vicioso en el que la creciente desnutrición debilita las defensas de las personas infectadas con el VIH ante los avances de las infecciones oportunistas, reduciendo de esa manera la mano de obra disponible para las labores agrícolas y otras actividades productivas. Esto significa que las familias afectadas tendrán aún más dificultades para recuperarse de la crisis.

Durante el mes de abril y principios de mayo se llevó a cabo una serie de misiones de las Naciones Unidas seguidas por misiones de evaluación en el terreno de diversos organismos de las Naciones Unidas. Como parte de esas actividades, el UNICEF evaluó la situación en materia de alimentación; agua y saneamiento ambiental; y educación y protección de los niños. La Organización para la Agricultura y la Alimentación (FAO) y el Programa Mundial de Alimentos (PMA) evaluaron las cosechas y los suministros de alimentos; y la Organización Mundial de la Salud (OMS) el sector de la salud.

Medidas que se propone tomar el UNICEF para resolver esos problemas

  • Colaborar con el Ministerio de Salud Pública, el PMA y las ONG aliadas para poner en práctica programas que suministren alimentación terapéutica a entre 4.000 y 6.000 niños gravemente desnutridos por mes.
  • Abastecer de suministros de nutrición suplementaria a por los menos 40.000 mujeres y niños por mes.
  • Colaborar con los donantes y otros aliados a fin de elaborar estrategias de rehabilitación nutricional a corto y largo plazo.
  • Abastecer a los centros de tratamiento del cólera medicamentos esenciales y otros materiales. En colaboración con la OMS, se desarrolla un amplio programa de preparación frente al cólera, que abarca incluso el incremento de la capacidad de vigilancia y respuesta, para poder dar respuesta en el futuro a epidemias similares. Mediante el programa se brindará capacitación sobre detección precoz y gestión individualizada de casos a agentes sanitarios y al personal de los centros sanitarios locales. También se aumentarán los conocimientos de la población acerca de la prevención y la lucha contra el cólera mediante la elaboración y difusión de materiales informativos. A principios de este año, Malawi sufrió un brote de cólera sin precedente, en el que se registraron más de 33.000 casos de la enfermedad, de los cuales alrededor de 1.000 fueron fatales.

Los organismos de las Naciones Unidas solicitan 144.341.111 dólares de los EEUU para dar respuesta a las necesidades de emergencia

Esfera de asistencia

Organismo directriz

Monto (en dólares EEUU)

Asistencia alimentaria

WFP

135,045,868

Insumos agrícolas

FAO

1,594,600

Salud

WHO

2,931,143

Nutrición, agua y saneamiento ambiental, educación, protección de la infancia

UNICEF

3,539,900

Coordinación de la respuesta a la situación de emergencia, fondo fiduciario para la creación de capacidad

UNDP

1,229,600

TOTAL

 

144,341,111



 

 

Búsqueda