Panorama: Nicaragua

Huracán Félix: Nicaragua soporta lo peor y Honduras las lluvias torrenciales

Imagen del UNICEF: Nicaragua, Hurricane Felix
© AP Photo/Felix
En la Ceiba, Honduras, dos personas caminan con dificultad a través de las calles inundadas por las fuertes lluvias tras el paso del huracán Félix por la región.

Por Blue Chevigny

NUEVA YORK, Estados Unidos, 5 de septiembre de 2007 – El ojo del huracán Félix tocó tierra la pasada madrugada en la localidad de Sandy Bay, localizada en la parte nororiental de la costa atlántica de Nicaragua, dejando al 90% de los hogares, de una amplia zona, sin techo y sin electricidad. Se calcula que el desastre natural ha afectado a unas 30.000 personas.

Al abatirse sobre Sandy Bay, el huracán era altamente peligroso, ya que había sido clasificado como una tormenta de categoría 5, sin embargo, Félix se debilitó cuando se acerco a Honduras. Las autoridades suspendieron las clases en la vecina localidad de Bilwi y evacuaron a la población de esa zona, en cuyos terrenos más elevados ya se han establecido refugios provisionales para los desplazados. Asimismo, se da albergue a los damnificados en edificios escolares sólidos y estables.

“No hay electricidad”, explicó la Representante de UNICEF en Nicaragua, Debora Comini, durante una entrevista telefónica con Radio UNICEF en la que informó sobre la situación que imperaba en Bilwi mientras el huracán llegaba a tierra. “Se desplomaron dos torres de telecomunicaciones, y parecía que todos los techos volaban por los aires. Ahora, hasta el hotel que se usaba como refugio se ha quedado sin techo”.

Imagen del UNICEF: Nicaragua, Hurricane Felix
© Reuters/Garrido
Niños y niñas esperaron para partir de la isla hondureña Roatan mientras el Huracán Felix se dirigía hacia la región centroamericana.
Preparativos de emergencia

UNICEF y los organismos gubernamentales y de las Naciones Unidas aliados, entre ellos el Programa Mundial de Alimentos y la Organización Mundial de la Salud, realizan con carácter urgente preparativos para satisfacer la demanda de suministros y servicios de emergencia de los próximos días, y no sólo en Nicaragua sino en otras naciones centroamericanas que podrían sufrir los efectos del paso de Félix.

Aunque el huracán se ha debilitado en una tormenta tropical, todavía se espera que hoy traiga lluvias torrenciales  a áreas propensas a los corrimientos de tierra en Honduras, donde  UNICEF y sus aliados han colocado botiquines de higiene,  provisiones de agua y saneamiento y materiales escolares para los niños y niñas afectados.

Mientras tanto, una evaluación de necesidades está en curso en las comunidades costeras nicaragüenses que se llevaron la peor parte del huracán.

Necesidad de apoyo suplementario

“Lo que realmente nos preocupa son las comunidades que se encuentran más al norte, porque se trata de núcleos indígenas muy aislados”, manifestó la Sra. Comini. “Esas poblaciones tienen condiciones de vida muy elementales y carecen de estructuras que puedan protegerlos y soportar los embates del viento y la lluvia”.

“Habrá graves problemas en materia de abastecimiento de agua y saneamiento ambiental”, pronosticó la funcionaria. “Hace dos años tuvimos una situación similar, y todos los pozos de agua se anegaron y se contaminaron. Será necesario distribuir alimentos de inmediato, y esa necesidad también se hará sentir a largo plazo, ya que se perderán gran parte de las cosechas”.

Además, la Sra. Comini dijo que debido a que el desastre interrumpió las clases cuando acababa de comenzar el año escolar, “será necesario brindar apoyo extraordinario al sistema escolar para garantizar la continuación de las actividades educacionales”.

Imagen del UNICEF: Nicaragua, Hurricane Felix
© AP Photo/Miranda, La Prensa
El 3 de septiembre, ante la inminencia del huracán Félix, comienzó la evacuación de familias de la localidad de Puerto Cabezas, en la región costera nororiental de Nicaragua.
Impacto a nivel regional

La Oficina de UNICEF en Nicaragua se ha puesto al frente del suministro de albergue a los niños, niñas y familias damnificados por el huracán. También trabaja para satisfacer las necesidades de emergencia en materia de agua y saneamiento con tabletas para la purificación del agua y botiquines de higiene.

La Sra. Comini agregó que UNICEF recaudará más fondos para poder llevar a cabo sus labores en esas regiones.

Mientras el huracán Félix se acercaba a la región, Guatemala y Belice ultimaban los preparativos para la llegada de Félix, junto con las oficinas de UNICEF en esas naciones que continúan preparándose para ayudar a las comunidades que resulten afectadas.

En las regiones de Honduras que tienden a inundarse se evacuó ayer a la población, de manera que 18.000 personas fueron trasladadas desde sus hogares como medida de precaución. Según se informa aproximadamente la mitad se resguardó en los refugios.

Tim Ledwith ha contribuido a este artículo.


 

 

Audio (en inglés)

4 de septiembre de 2007:
Debora Comini, Representante de UNICEF en Nicaragua, conversa con Radio UNICEF para actualizar la información sobre los efectos iniciales del huracán Félix en la región nororiental de esa nación centroamericana.

AUDIO escuchar

Radio UNICEF

Búsqueda