Mozambique

Dos grandes tormentas inundan Mozambique en rápida sucesión y causan daños generalizados

Imagen del UNICEF
© UNICEF Mozambique/2012/Castro
Una casa en el norte de la provincia de Maputo sumergida en las aguas.

Por Arild Drivdal

MAPUTO, Mozambique, 27 de enero de 2012. Mozambique hizo frente a un doble desastre este mes cuando la tormenta tropical Dando y el ciclón tropical Funso arrasaron las costas, y causaron importantes daños en las viviendas y la infraestructura.

Las tormentas se produjeron en rápida sucesión: Dando tocó tierra el 16 de enero y Funso sólo unos días después.

Extensos daños

Las lluvias debidas a las tormentas causaron inundaciones generalizadas en las zonas costeras. Al norte de Maputo, un tramo de la carretera principal de 60 a 80 metros de longitud fue arrasado por el desborde del río Incomati por lo que el tráfico se interrumpió y  numerosas personas quedaron atrapadas.

Las calles y las casas se inundaron en las ciudades de Maputo y Quelimane, con algunos casos de remolinos de agua que hicieron imposible el traslado de un barrio a otro. Los vecindarios situados en las zonas más bajas de Beira, capital de la provincia de Sofala, también se inundaron y la población tuvo que huir hacia tierras más altas.

Imagen del UNICEF
© UNICEF Mozambique/2012/Castro
Unos residentes evacuados a causa de las inundaciones en Mozambique.

El desastre afectó a por lo menos 12.890 personas en la provincia de Zambezia y las cifras reales pueden ser incluso mayores. Los distritos rurales de la provincia, incluidos Pebane y Maganja da Costa, sufrieron daños importantes en las escuelas, viviendas, carreteras y tierras de cultivo. El distrito de Nicoadala, donde se derrumbaron 66 casas, fue uno de los más afectados.

Las inundaciones debidas a Dando causaron daños en 169 escuelas. El trastorno en la educación de los niños pasa muy a menudo desapercibido en los desastres naturales; garantizar la continuidad de la educación después de las emergencias es una prioridad clave para UNICEF.

Una respuesta eficaz

El Instituto nacional de gestión de catástrofes de Mozambique ha organizado la respuesta de emergencia y la coordinación de los esfuerzos de ayuda ante las dos tormentas. La respuesta de emergencia la llevan a cabo “grupos” de organizaciones, como UNICEF, cada uno de las cuales aborda esferas clave como la educación, la salud y el agua y el saneamiento.

El sistema basado en grupos temáticos y las actividades de preparación para situaciones de emergencia permitieron ejecutar una respuesta rápida, sobre todo en comparación con otros desastres naturales anteriores. No obstante, los daños en las carreteras y el mal tiempo persistente continúan obstaculizando las actividades de socorro.

Las organizaciones humanitarias trabajan conjuntamente para satisfacer las necesidades inmediatas de los afectados, incluida la provisión de vivienda para los desplazados y la distribución de mosquiteros para la protección contra mosquitos portadores del paludismo y de cloro para evitar la propagación de enfermedades transmitidas por el agua.


 

 

Búsqueda