Iraq

La historia de Samira: A pesar del peligro, los vacunadores luchan por que el Iraq se mantenga libre de la poliomielitis

Imagen del UNICEF
© UNICEF video
Pese a que un 95% de los niños y niñas menores de cinco años del Iraq ha sido vacunado contra la poliomielitis, para lograr la inmunidad total los niños deben recibir varias dosis de esa vacuna.

BAGDAD, Iraq, 16 de diciembre de 2006 – Durante la cuarta campaña nacional contra la poliomielitis en el Iraq, que se lleva a cabo esta semana, miles de vacunadores iraquíes realizan visitas domiciliarias para inmunizar a los niños y niñas contra esa enfermedad.

A pesar de que la situación en el Iraq es una de las más difíciles y peligrosas del mundo, este país se ha mantenido libre de la poliomielitis desde 2000. Ese logro notable se debe en gran medida a la dedicación de los vacunadores y vacunadoras. Ellos son los protagonistas principales de los Días Nacionales de Inmunización como los que se llevan a cabo actualmente con el propósito de aplicar las vacunas antipoliomielíticas suministradas por UNICEF a 4,8 millones de niños y niñas menores de cinco años.

En las impredecibles circunstancias actuales, los vacunadores corren más peligro que nunca durante la realización de sus tareas. Sin embargo, tienen el compromiso inconmovible de vacunar a todos los niños y niñas. Samira, una veterana vacunadora de 52 años de edad proveniente del Iraq meridional, le contó a UNICEF por qué sigue luchando para proteger a la niñez de su país de la poliomielitis. Esta es su historia.

* * *

“Soy agente sanitaria desde hace 21 años, y amo mi trabajo. En el decenio de 1990, cuando comenzaron a realizarse en el Iraq las campañas de inmunización contra la poliomielitis, comencé a participar en ellas en calidad de vacunadora. He tomado parte en todas las campañas contra la poliomielitis que se han realizado en el Iraq en la última década”.

“Ser vacunadora contra la poliomielitis durante los Días Nacionales de Inmunización es algo maravilloso. Cada campaña dura cinco días. Me gusta mucho poder trabajar fuera del centro de atención de la salud donde trabajo habitualmente y visitar a las familias en sus hogares. Siento que ayudo a los niños y niñas de manera más activa”.

“Antes de inmunizar a los niños, le explico a la familia que la poliomielitis es una enfermedad incurable que, sin embargo, puede evitarse mediante la vacunación, que es un procedimiento muy seguro que beneficia a los niños. Es importante que antes de dar su consentimiento las familias comprendan por qué sus hijos e hijas necesitan la vacuna contra la poliomielitis”.

Tiempos difíciles

“En la actualidad, vacunar a todos los niños y niñas contra la poliomielitis constituye un difícil desafío. La situación está muy mal en materia de seguridad y eso dificulta en gran medida nuestra labor”.

“Debido a que en el Iraq se llevan a cabo cuatro campañas contra la poliomielitis por año, las familias suelen reconocernos cuando hacemos nuestras visitas domiciliarias. Pero en estos días hay mucha gente desplazada que vive en nuestra región. A veces nos encontramos con familias que no nos conocen y que pueden sospechar de nosotros”.

Imagen del UNICEF
© UNICEF video
Durante los Días Nacionales de Inmunización en el Iraq se vacuna contra la poliomielitis a unos 4,8 millones de niños y niñas.

“A principios de año, mi equipo fue rodeado por hombres armados que no creían que nos encontrábamos allí solamente para vacunar a sus hijos. Pero después que constataron quienes éramos, nos pidieron perdón y nos dejaron inmunizar a los niños y niñas”.

“Aunque éstos son tiempos difíciles, resulta más importante que nunca continuar con las campañas contra la poliomielitis. Todos los niños y niñas tienen derecho a que se les proteja contra esa enfermedad. También hemos escuchado que se han registrado casos de poliomielitis en países cercanos al Iraq, de manera que debemos hacer todo lo necesario para proteger a nuestra niñez”.

Involucrar a la población

“Si las familias saben que se están realizando campañas de vacunación y nos están esperando, a los vacunadores nos resulta mucho más fácil inmunizar a los niños. Para poder superar los problemas de seguridad debemos involucrar a la población de los sitios donde realizamos la vacunación”.

“UNICEF nos ayuda a movilizar a las comunidades y a distribuir información sobre la importancia que tiene la inmunización contra la poliomielitis para la salud infantil”.

“Me siento muy orgullosa de que el Iraq continúe libre de la poliomielitis a pesar de la situación en que vivimos. Independientemente de lo que suceda, seguiré trabajando de vacunadora contra la poliomielitis. Mediante el apoyo constante a las campañas de vacunación contra la poliomielitis le estamos diciendo el mundo que los agentes sanitarios del Iraq seguimos trabajando para proteger y salvar a nuestros niños”.


 

 

Vídeo (en inglés)

16 de diciembre de 2006: Jane O’Brien, corresponsal de UNICEF, informa sobre la lucha que se lleva a cabo en el Iraq para que ese país se mantenga libre de la poliomielitis a pesar de los enormes desafíos en materia de seguridad.
 VÍDEO  alta | baja

Obtengan vídeo
de calidad profesional
en The Newsmarket

Búsqueda