Iraq - País en crisis

Introducción

© UNICEF/HQ03-0214/Andrade

Por tercera vez en 20 años, los niños y niñas del Iraq se han visto atrapados en una guerra. Si bien todavía es pronto para determinar con claridad el alcance de los enfrentamientos armados sobre la población civil, el UNICEF está enormemente preocupado por el empeoramiento de las condiciones a que están expuestos los niños y niñas del país.

Casi la mitad de la población iraquí tiene menos de 18 años. Incluso antes de que comenzase el conflicto, muchos niños y niñas se encontraban en una situación de gran vulnerabilidad frente a las enfermedades y la malnutrición. Uno de cada cuatro niños y niñas menores de cinco años padece de malnutrición crónica. Uno de cada ocho muere antes de cumplir los cinco años.

El personal del UNICEF trabaja en estos momentos en unas condiciones extraordinariamente difíciles para contribuir a la atención de las necesidades de los niños y niñas iraquíes.

Desde que finalizó la guerra, el UNICEF ha distribuido miles de toneladas de suministros de socorro. Entre otros productos, ha distribuido equipos médicos de emergencia, agua, víveres con alto contenido de proteínas para los niños y niñas que sufren de malnutrición, así como medicinas destinadas a combatir la propagación de enfermedades infantiles producidas por la mala calidad del agua. Los camiones cisterna del UNICEF han suministrado decenas de millones de litros de agua en el sur del Iraq. También se han reparado varias plantas para el tratamiento de agua y se han suministrado productos químicos para el saneamiento de aguas cuyo valor asciende a varios millones de dólares.
Una niña y un muchacho hacen sus deberes con materiales pedagógicos distribuidos por el UNICEF en una escuela renovada con el apoyo de esta organización.  

La situación del Iraq es excepcional en muchos aspectos. La guerra contra el Irán en la década de 1980, que duró ocho años, y la Guerra del Golfo en 1991 causaron daños muy graves a su infraestructura. Durante 12 años, el país sufrió un amplio conjunto de sanciones decretado por las Naciones Unidas. No obstante, el programa Petróleo por alimentos, aprobado por el Consejo de Seguridad a finales del año 1996, contribuyó a aliviar los efectos de las sanciones sobre la población al autorizar al gobierno iraquí a vender petróleo y a usar los ingresos resultantes para comprar suministros humanitarios. Ese programa acaba de ser anulado por una decisión del Consejo de Seguridad con fecha de 22 de mayo de 2003.

Desde 1952, el UNICEF ha estado trabajando con el objetivo de mejorar la situación de los niños y niñas y de las mujeres del Iraq, y desde 1983 cuenta con una presencia permanente en el país. Con su trabajo en los sectores de la educación, la salud, la nutrición, la calidad del agua y del medio ambiente y la protección de la infancia y de los derechos de las mujeres, el UNICEF desempeña un papel destacado en la tarea de contribuir a proteger y hacer posible el ejercicio de los derechos fundamentales de los niños y niñas y de las mujeres iraquíes.

El UNICEF ha presentado un llamamiento para recaudar 182.7 millones de dólares para los niños y niñas iraquíes.

Haga una donación Apoye los programas del UNICEF en Iraq


 

 

 

 Enviar artículo

 Imprimir artículo

Búsqueda