Indonesia

Inundaciones repentinas causan más de 200 muertes en la isla de Sulawesi, en Indonesia

Imagen del UNICEF
© REUTERS/Yusuf Ahmad
Una madre llora ante el cadáver de su bebé, muerto en las inundaciones en el distrito de Sinjai, en la isla de Sulawesi, localizada en la región oriental de Indonesia.

NUEVA YORK, Estados Unidos, 22 de junio de 2006 –Más de 200 personas perdieron la vida debido a las inundaciones repentinas causadas por tres días consecutivos de lluvias torrenciales en ocho distritos de la Provincia de Sulawesi Meridional, en Indonesia.

En toda la región ya se ha puesto en marcha una vasta operación de rescate. Hasta el momento, según información del Ministerio de Asuntos Sociales, el número de muertos llega a 210, mientras que 71 personas permanecen desaparecidas.

Una delegación gubernamental visitó hoy la región para evaluar los daños y organizar las labores de distribución de materiales y elementos de emergencia, prendas de vestir y mantas para los damnificados por las inundaciones. El Ministerio de Asuntos Sociales ya ha preparado seis conjuntos de materiales para evacuación que consisten en tiendas de campaña, botes inflables, chalecos salvavidas, generadores y cocinas de campaña.

El personal de UNICEF está trabajando con las autoridades del distrito de Sinjai, Jeneponto y Bulukumba. Un oficial de salud de UNICEF visitará las zonas afectadas, para ayudar y atender las necesidades de las víctimas y también detener la posibilidad de esparción de enfermedades. Además, UNICEF distribuirá paquetes para el saneamiento, tabletas de purificación, y contenedores para el agua.

Deslizamientos de tierra en dos distritos

La oficina del Coordinador Residente de Asuntos Humanitarios de las Naciones Unidas en Yakarta se mantiene en estrecho contacto con las autoridades del gobierno y las organizaciones no gubernamentales, así como con la Cruz Roja de Indonesia, a fin de vigilar la situación. Como parte de la respuesta integral ante la situación de emergencia, UNICEF evalúa especialmente las necesidades de los niños, las niñas y las mujeres.

Las inundaciones y los deslizamientos de tierra han provocado la destrucción y daños a miles de viviendas, el anegamiento de los arrozales y el desborde de los viveros de peces. Se informa que las principales rutas y puentes están bloqueados, lo que dificulta el acceso a las zonas afectadas.

De acuerdo con el encargado de la oficina regional de UNICEF en Makasar, Purwante Iskandar, no se han registrado casos de niños separados de su familias a causa de las inundaciones y deslizamientos. " Hay muchas familias que se están quedando con otras familias", dijo él, añadiendo que podría existir la necesidad de crear un campamento temporal para aquellos que han perdido sus casas.


 

 

Búsqueda