Indonesia

La educación y el suministro de agua y saneamiento ambiental son los aspectos más importantes de las labores de socorro de UNICEF a los damnificados por el terremoto en Indonesia

Imagen del UNICEF
© UNICEF Indonesia/2006/Josh Estey
Un grupo de niños y niñas recibe instrucción escolar en una tienda de campaña. UNICEF ha distribuido tiendas de campaña para montar escuelas de emergencia en los distritos de Bantul, Yogyakarta y Klaten, en Java Central.

Por Sabine Dolan

NUEVA YORK, Estados Unidos, 12 de junio de 2006 – Mientras las comunidades de Java Central, en Indonesia, hacen causa común para limpiar gradualmente los escombros de los edificios destruidos por el terremoto del 27 de mayo, UNICEF da prioridad a la educación y al suministro de agua y saneamiento en las labores de socorro que lleva a cabo en la región.

El acceso al agua potable para la población afectada ha sido una cuestión prioritaria para UNICEF desde las primeras horas posteriores al devastador terremoto. Unas 24 horas después del desastre, el organismo internacional comenzó a suministrar agua potable a las comunidades afectadas, servicio fundamental que continúa prestando hasta la fecha.

“Los programas de agua y saneamiento de UNICEF se concentran en tres aspectos principales: el transporte por camión del agua potable; la distribución de elementos conexos, como los bidones y artículos de higiene; la construcción de letrinas e inodoros de emergencia, y el fomento de las prácticas de higiene en las comunidades afectadas”, explicó Astrid van Agthoven, Oficial de la Sección de Agua y Saneamiento de UNICEF.

Imagen del UNICEF
© UNICEF Indonesia/2006/Josh Estey
El programa “De regreso a la escuela” del Gobierno de Indonesia, UNICEF distribuirá materiales escolares suficientes para cubrir las necesidades de unos 100 mil estudiantes a tiempo del comienzo del año académico, que se iniciará el 17 de julio.

El fomento de la higiene y la salud

A pesar de que UNICEF y sus aliados suministran agua potable y artículos de higiene, para los aldeanos desplazados que viven en los refugios provisionales la vida cotidiana sigue siendo difícil. Ciertas actividades simples y diarias como la higiene personal y la preparación de alimentos constituyen verdaderos desafíos.

En la aldea de Gerjen y otras comunidades que sufrieron los efectos del terremoto, los aldeanos asisten a clases de higiene que forman parte de una política de promoción de las prácticas sanitarias seguras.

Otro aspecto de las labores de socorro que reviste gran importancia para UNICEF es la construcción y rehabilitación de letrinas. En el próximo mes se instalarán 190 letrinas en 85 aldeas de Java Central.

También se están instalando sistemas de suministro de agua y saneamiento ambiental en las escuelas con el fin de gestar ámbitos de aprendizajes saludables para los niños y niñas.

Imagen del UNICEF
© UNICEF Indonesia/2006/Edy Purnomo
Un poblador de la aldea de Gerjen, en el distrito de Plered, en Java Central, ayuda a construir una letrina comunitaria para los damnificados del terremoto del 27 de mayo.

El programa “De regreso a la escuela”

Además de interrumpir el acceso al agua potable, el terremoto, que registró 6.2 en la escala Richter, redujo a escombros o dañó gravemente más de 900 escuelas. La de la aldea de Ngibikan no fue una excepción. De sus ruinas no se pudo rescatar nada, ni siquiera libros o materiales escolares.

Y sin embargo, a menos de dos semanas del terremoto, los alumnos ya están aprendiendo un nuevo en escuelas provisionales que funcionan en tiendas de campaña suministradas por UNICEF. Hasta la fecha, el organismo internacional ha distribuido 30 tiendas de esas características en Bantul, Yogyakarta y Klaten, en Java Central Java. En breve se distribuirán otras 68 tiendas escuelas en esos distritos. UNICEF se propone suministrar en toda la región afectada por el terremoto unas 1.000 tiendas de campaña en las que se dictará clase.

En Ngibikan, entre tanto, puede no haber elementos escolares disponibles –ni siquiera pupitres o sillas– pero eso no ha impedido que los docentes y voluntarios ingeniosos se den maña para enseñar a los niños y niñas mediante canciones, danzas y cuentos.

Siempre en el marco del programa “Regreso a la escuela” del Gobierno de Indonesia, UNICEF distribuirá antes de 17 de julio, cuando comenzará el año escolar, materiales de estudio a unos 100.000 alumnos y alumnas en las comunidades que, como Ngibikan, sufrieron las consecuencias del terremoto.


 

 

Vídeo (en inglés)

12 de junio de 2006:
Sabine Dolan, corresponsal de UNICEF, informa sobre las actividades de socorro a los afectados por el terremoto en Java Central, en las que se da prioridad a la educación y al suministro de agua y saneamiento.

 VÍDEO  alta | baja

Obtengan vídeo de calidad profesional en The Newsmarket

Búsqueda