UNICEF en situaciones de emergencia

"Nos hace sentir muy orgullosos" en el Día Mundial de la Asistencia Humanitaria los cooperantes hablan sobre su trabajo

16 de agosto de 2013: Chris Niles, corresponsal de UNICEF, informa sobre el Día Mundial de la Asistencia Humanitaria.  Véalo en RealPlayer

 

Por Chris Niles

NUEVA YORK, 17 de agosto de 2013—UNICEF conmemora el Día Mundial de la Asistencia Humanitaria, al reconocer a aquellos que han perdido la vida en el curso de su labor, así como los que continúan sirviendo.

Hace diez años tuvo lugar el bombardeo del hotel Canal de Bagdad, en el cual 22 personas, entre ellas Sergio Vieira de Mello, enviado especial de las Naciones Unidas, fueron asesinadas.

En respuesta, se estableció el Día Mundial de la Asistencia Humanitaria de la Asamblea de las Naciones Unidas en diciembre de 2008.

Este año se celebra las acciones de personas como Ildephonse Birhaheka, Oficial de Protección Infantil de UNICEF, que trabaja en el este de la República Democrática del Congo para ayudar a los niños afectados por los conflictos armados. En noviembre del año pasado fue atrapado en medio de un tiroteo cuando iba a reunir a los niños que habían sido separados de sus padres.

"Muchas veces hemos enfrentado dificultades y riesgos de seguridad", dijo.

Imagen del UNICEF
© UNICEF/UKLA2012-01010/Schermbrucker
Ibrahim, de 9 años, asiste a la escuela en el campamento de refugiados en el norte de Domiz, Irak.Ibrahim está en tercer grado y al igual que muchos de sus compañeros de clase, huyó de Siria a causa del conflicto. UNICEF presta servicios en educación, protección de la infancia, agua, higiene, salud y nutrición.

Iman Morooka, Especialista en Comunicaciones de UNICEF, trabaja en Somalia y Siria, evaluando las necesidades de las familias desplazadas.

"Cuando hay lucha y riesgo de secuestro continuos nuestros movimientos se pueden limitar algunas veces. Y también tengo que superar mis miedos de estar en una situación de conflicto", dijo.

La labor humanitaria es cada vez más arriesgada. En la década de 1990 más personas vinculadas con las Naciones Unidas perdieron la vida que en las cuatro décadas anteriores juntas. Y las crisis humanitarias no reciben la ayuda financiera para cubrir las necesidades. Cada año cuesta 10 mil millones de dólares para ayudar a personas atrapadas por el desastre. Cada año no hay fondos suficientes.

"Es una experiencia muy emocional, porque ves a la gente viviendo en condiciones extremadamente difíciles, pero también es inspiradora porque ves cómo son extremadamente resistentes y hacen frente a la situación", dijo la Sra. Marooka.

El Sr. Birhaheka dice que su trabajo es su pasión, se siente satisfecho cuando puede reunir a los niños y sus familias, y cuando los niños traumatizados por el conflicto recuperan su bienestar.

"Nos hace sentir muy orgullosos", dijo.

La Sra. Marooka describe la experiencia de visitar Homs, Siria, en donde estuvo en una escuela creada por UNICEF para los niños desplazados por los bombardeos.

"Ver a los niños en el aula, sentarse y aprender es muy gratificante y me siento muy orgullosa de ser parte de UNICEF," dijo.

Este Día Mundial de la Asistencia Humanitaria, únase a OCHA y UNICEF para utilizar el poder de las palabras y ayudar a salvar vidas. Para averiguar cómo hacerlo, siga @UN_WHD en Twitter y visite http://worldhumanitarianday.org/es/


 

 

Fotografía UNICEF: Satisfacción de las necesidades de los niños y niñas

Búsqueda