UNICEF en situaciones de emergencia

El Centro de operaciones está en el corazón de la respuesta de UNICEF a la crisis en el Cuerno de África

Prepararse para la entrega de "cantidades sin precedentes" de ayuda humanitaria

Por Chris Niles

NUEVA YORK, EE.UU., 9 de agosto de 2011. Los ojos del mundo posan la mirada en el Cuerno de África, donde un desastre humanitario amenaza la supervivencia de millones de personas. Con una hambruna declarada en cinco regiones del sur de Somalia –y la advertencia de las Naciones Unidas de que podría propagarse rápidamente– el Centro de operaciones de UNICEF, u OPSCEN por sus siglas inglesas, desempeña un papel crucial en la respuesta de UNICEF a la crisis.

VÍDEO: El corresponsal de UNICEF, Pedro Bujalance Andrés, informa sobre la labor decisiva que el Centro de operaciones de UNICEF lleva a cabo cuando se producen las principales situaciones de emergencia.  Véalo en RealPlayer

 

“En Somalia, Etiopía y Kenya, se estima que 2,3 millones de niños padecen ya la desnutrición aguda", afirma Paul Fiszman, Gerente Adjunto de OPSCEN. "Para salvar vidas, la comunidad internacional debe actuar inmediatamente.  UNICEF está preparando su logística para entregar cantidades sin precedentes de ayuda imprescindible para la vida en todo el Cuerno de África".

Establecido en la sede de UNICEF en Nueva York, el Centro de operaciones trabaja para garantizar una respuesta con fundamento a cualquier necesidad humanitaria. Su personal trabaja 24 horas al día, todos los días de la semana, para supervisar los desarrollos clave que afectan el bienestar de la infancia en todo el mundo.

Imagen del UNICEF
© UNICEF/NYHQ2010-1257/Markisz
June Toda, Oficial de programas de emergencia de UNICEF, examina las imágenes de la respuesta a la crisis disponibles en línea en el Centro de operaciones de la sede de UNICEF en Nueva York.

Estos desarrollos incluyen diversos indicadores como los conflictos armados, malestar social, condiciones climatológicas y precio de los alimentos.

Estrategias de supervivencia

“Somos los ojos y los oídos de la organización", expone Fiszman. "Nuestra función es supervisar la situación mundial observando cualquier suceso que pueda afectar la seguridad del personal o de los niños y niñas en nuestros programas”.

Esta función se torna más importante si cabe cuando golpea la tragedia. El Cuerno de África plantea retos logísticos únicos porque se extiende por numerosos países y muchas personas se están desplazando. Cientos de miles de somalíes, en su fuga por escapar de la hambruna, han buscado cobijo en campamentos para refugiados de Kenya y Etiopía. Los recursos de esos campamentos además se están apurando al máximo.

Imagen del UNICEF
© UNICEF/NYHQ2011-1189/Holt
Una mujer sostiene a su bebé enfermo de diarrea y la prescripción médica para las sales de rehidratación oral en una clínica temporal de Mogadishu, la capital de Somalia.

“Una de las estrategias de supervivencia de las familias y las comunidades es mudarse. Resulta muy importante que UNICEF haga un seguimiento de los desplazamientos de la población para que podamos prestar asistencia imprescindible para la vida allí donde más se necesite", apuntó Fiszman.

Una tabla de salvación para las emergencias

Al mismo tiempo, el Centro de operaciones debe hacer todo lo posible para garantizar la seguridad de más de 13.000 miembros del personal en todo el mundo. La seguridad del personal reviste especial importancia en el Cuerno de África, pues Somalia está sumida en la violencia.

“El Centro de operaciones está de guardia 24 horas día, siete días a la semana, para brindar apoyo al personal de UNICEF", afirmó Fiszman, que agregó que el centro es "una tabla de salvación para los colegas de UNICEF, particularmente aquellos que trabajan en entornos inestables".

Imagen del UNICEF
© UNICEF/NYHQ2011-1116/Holt
Un niño llena una garrafa de un grifo al aire libre en una aldea del distrito de Turkana (Kenya), una de las zonas afectadas más gravemente por la sequía en el Cuerno de África.

Los días en que los desastres humanitarios no dominan los titulares, el Centro de operaciones obseva las tendencias a largo plazo y los informes y analiza todo: desde política hasta el cambio climático. Su papel para brindar un análisis geopolítico directo resulta fundamental para UNICEF, porque las vidas de los niños y niñas están inexorablemente ligadas a las condiciones medioambientales, económicas, políticas y sociales.

De vida o muerte

Sin embargo, en las próximas semanas, proporcionar la mejor información a los dirigentes de UNICEF que deciden dónde y cuándo desplegar la ayuda en el Cuerno de África constituirá un asunto de vida o muerte.

“El tiempo es primoridal", afirmó Fiszman. "Los niños se mueren todos los días".


 

 

Búsqueda