UNICEF en situaciones de emergencia

La lactancia materna es una prioridad fundamental para la supervivencia infantil en las situaciones de emergencia

Imagen del UNICEF
© UNICEF/NYHQ2008-1374/Pietrasik
Una enfermera muestra a una madre primeriza la forma correcta de amamantar a su bebé en el pabellón de maternidad del hospital gubernamental Pottuvil del distrito de Ampara, al este de Sri Lanka. El establecimiento ofrece servicios a 45.000 personas, muchas de las cuales han sido desplazadas por el tsunami de 2004 o por los conflictos civiles.

NUEVA YORK, EEUU, 31 de julio de 2009 – UNICEF y la World Alliance for Breastfeeding Action conmemoran la “Semana mundial de la lactancia materna” de 2009 destacando la importancia vital que tiene esta práctica durante las situaciones de emergencia.

Vea el VÍDEO

En todo el mundo, solamente un 38% de los niños y niñas menores de seis meses reciben lactancia materna exclusiva, aunque las investigaciones indican que un amamantamiento óptimo es la intervención preventiva más eficaz para reducir la mortalidad infantil.

“La leche materna ofrece una fuente excelente de nutrición para los recién nacidos y, especialmente cuando no hay agua potable, contribuye a proteger a los niños contra enfermedades peligrosas transmitidas por el agua, como la diarrea”, dijo la Directora Ejecutiva de UNICEF, Ann M. Veneman.

Destruir mitos

Hay muchos mitos que rodean la lactancia materna durante las crisis: que las mujeres sometidas a tensión o que sufren a causa de la desnutrición no pueden amamantar, por ejemplo, o que las mujeres que han dejado de lactar no pueden comenzar otra vez.

Imagen del UNICEF
© UNICEF/NYHQ2007-0107/Delvigne-Jean
En el campamento Chupanga para personas desplazadas, en el centro de Mozambique, una mujer amamanta a su bebé mientras habla con un funcionario de educación de UNICEF.

Más peligroso es el impulso de los donantes, muy frecuente, de enviar fórmula infantil o sucedáneos de la leche materna a las zonas de desastre, menoscabando las prácticas de lactancia materna que se lleven a cabo en el lugar y las actividades para lograr que aumente el número de madres que administran leche materna a sus hijos.

“A menudo, [la fórmula infantil donada] es una de las primeras cosas que llegan”, dice la Especialista en Nutrición de UNICEF, Christiane Rudert, “porque existe el concepto erróneo de que la mayoría de los niños ya reciben fórmula”.

Después del tsunami de 2004 en el océano Índico, las donaciones de fórmula infantil enviadas a las zonas afectadas dieron como resultado una disminución en las tasas de amamantamiento y el aumento en las tasas de diarrea y mortalidad entre los niños más pequeños. Solamente un programa de promoción de la leche materna a gran escala  –que recibió apoyo “a escala de poblado”, según Rudert– consiguió reducir los efectos de la fórmula infantil.

“En aquellas zonas donde se pusieron en práctica [las campañas de capacitación y promoción], las tasas de lactancia materna aumentaron y muchas de las madres primerizas comenzaron realmente a amamantar”, dijo.

Superar los problemas

De hecho, algunos de los países donde se han registrado los mayores aumentos en las tasas de lactancia materna son aquellos que han sufrido una situación de emergencia humanitaria.

Imagen del UNICEF
© UNICEF/NYHQ2008-0873/LeMoyne
Una mujer amamanta a su bebé cerca de la catedral en el puerto de Gonaives, Haití, afectado por las inundaciones después de que una serie de huracanes y tormentas tropicales asolaran este país en septiembre de 2008.

En 14 países se ha producido algo más de un 20% de aumento desde 1995. Entre ellos cabe destacar Madagascar, afectado por la sequía; Sri Lanka, asolado por la guerra civil; y el Pakistán, donde la recuperación después de un terremoto devastador fue seguida de un desplazamiento de gran magnitud debido al conflicto.

Las tasas de lactancia materna en algunos de estos 14 países han aumentado desde el 10% hasta el 60%, dijo Rudert, que destacó sobre todo los progresos en Zambia, Malí, Ghana y Benin.

“Muchos países hacen frente a situaciones muy problemáticas y tienen muy pocos recursos; sin embargo, con un enfoque integral y con el apoyo de todos los sectores gubernamentales y de los aliados, son capaces de hacerlo”, dijo.

Protección contra la desnutrición

Las situaciones de emergencia pueden suceder en cualquier parte y en cualquier momento. Sin embargo, los recién nacidos y los niños de corta edad más vulnerables a la desnutrición y las enfermedades que surgen después de las crisis pueden ser también los que reciban una mejor protección, debido a los nutrientes y los anticuerpos que contiene la leche materna.

Sin embargo, es precisó considerar con prioridad a las madres para ayudarles a ofrecer protección a sus hijos. La “Semana mundial de la lactancia materna” de 2009 presenta la oportunidad de destacar el poder de la lactancia materna a los encargados de adoptar políticas, los donantes y el público en general, y garantizar que sea una prioridad durante la respuesta a una situación de emergencia.


 

 

Vídeo (en inglés)

31 de julio de 2009: La corresponsal de UNICEF, Elizabeth Kiem, informa sobre la importancia de la lactancia materna para las madres y sus hijos en las situaciones de emergencia.
 VÍDEO  alta | baja

Obtengan vídeo
de calidad profesional
en The Newsmarket

Búsqueda