UNICEF en situaciones de emergencia

La crisis de Gaza perturba la vida cotidiana de los niños y niñas

Imagen del UNICEF: Palestinian children, Gaza, crisis
© REUTERS/Solic
Una columna de humo marca el sitio de un ataque aéreo contra Gaza, donde las familias palestinas se refugian en sus hogares.

NUEVA YORK, Estados Unidos, 5 de enero de 2009 – Los 10 días de bombardeos aéreos contra Gaza han provocado graves daños en todo el territorio y amenazan la salud y el bienestar de muchos niños y niñas. La mayor parte de la población de Gaza carece de electricidad, y la situación en la región va adquiriendo visos de crisis humanitaria generalizada.

UNICEF solicita el establecimiento de condiciones permanentes y sostenibles para la prestación de ayuda humanitaria en Gaza, que deberían posibilitar el acceso a la población afectada por parte del personal humanitario, así como la posibilidad de distribuir suministros de socorro y evaluar la situación de los pobladores.

El gran número de bajas ha superado la capacidad de los hospitales de Gaza, que se están quedando sin medicamentos. Más de la mitad de la población de Gaza está constituida por niños y niñas.

La historia de Baha

Desde que comenzaron los bombardeos contra la ciudad de Gaza, Baha, un niño de 16 años de edad, ha vivido en el sótano de su hogar con otros 16 miembros de su familia.

“Trato de sobrevivir”, comenta Baha durante una entrevista telefónica con Radio UNICEF. “No tenemos electricidad, de manera que tampoco tenemos agua para beber”.

“Todos estamos asustados”, añade Baha entre las explosiones de bombas y cohetes a la distancia. “Todos se van de sus hogares porque tienen miedo de ser alcanzados por los proyectiles que llegan desde el aire, por tierra o desde el mar”.

Escuelas cerradas

La ofensiva militar israelí comenzó durante la época de exámenes de los estudiantes de la región, y las escuelas y colegios han permanecido cerrados desde entonces. Al iniciarse la campaña militar israelí, Baha estaba rindiendo un examen de idioma árabe.

“No tendremos clases durante las próximas dos semanas, por lo menos”, explica.

Algunos pobladores de Gaza se han refugiado en las escuelas. Muchas viviendas han quedado destruidas y, con la excepción de algunos puestos sanitarios y centros de distribución de alimentos, las oficinas de las Naciones Unidas en Gaza están cerradas por razones de seguridad.

La labor de UNICEF en Gaza consiste en suministrar vacunas y micronutrimentos a los niños y niñas del territorio, en mejorar la calidad de la educación y en prestar apoyo psicosocial a los niños y a sus padres u otras personas a cargo de ellos. UNICEF y sus aliados también ofrecen espacios acogedores para los niños en diversos puntos del territorio.


 

 

Búsqueda