UNICEF en situaciones de emergencia

UNICEF responde a las necesidades de emergencia de los niños, niñas y mujeres en Georgia y Rusia

Imagen del UNICEF
© UNICEF Georgia/2008/Nikolaishvili
Niños y niñas como estos, que se refugian en un jardín de infancia en Tbilisi, representan el 40 por ciento de la población total desplazada a consecuencia del conflicto en Osetia del Sur y alrededores, en Georgia. Muchos de ellos necesitan servicios psicosociales que UNICEF intenta proporcionar.

NUEVA YORK, Estados Unidos, 15 de agosto de 2008 – UNICEF continúa sintiendo una profunda preocupación por la seguridad y el bienestar de los civiles afectados por las hostilidades en Osetia del Sur y alrededores, en Georgia. Según el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, 100.000 personas,muchos de los cuales son mujeres y niños, han sido desplazados como resultado del conflicto. Muchos otros han sido heridos o han muerto.

“La magnitud e intensidad de los combates sorprendió completamente a la población”, dijo el Sr. Perks, quien agregó que la mayoría de las personas damnificadas “han sido albergadas en centros colectivos mientras que otras se han refugiado en las casas de familiares o en otros hogares que les han dado acogida”.

UNICEF y sus aliados ya han enviado suminstros de higiene y nutricionales, así como pastillas de purificación del agua, a más de 4.000 personas qhe han abandonado sus hogares en Georgia. La organización también planea enviar en los próximos días equipos de recreación y de Escuela en una caja, y materiales para el agua y el saneamiento para unas 6.000 familias.

El aprovisionamiento de servicos psicosociales para los niños y las niñas que has sido testigos de la violencia es otra área importante en la que UNICEF planea involucrarse.

Imagen del UNICEF
© UNICEF Georgia/2008/Nikolaishvili
Un niño en un refugio en la antigua oficina del Ministerio georgiano de Refugiados y Alojamiento – uno de los edificios públicos donde gente desplazada, incluso niños y mujeres embarazadas, duermen en el suelo sin material apropiado.

Las necesidades básicas en materia de salud

Del lado ruso, unas 30.000 personas han cruzado la frontera para refugiarse en territorio de la Federación De Rusia. Un 80% de esos refugiados está constituido por mujeres, niñas y niños. Muchos de ellos han sido alojados en centros provisorios mientras que otros fueron acogidos por familias de Osetia del Norte y otras regiones del sur de Rusia. El Ministerio de Respuestas a las Emergencias de Rusia, conocido por las iniciales EMERCOM, ha prestado asistencia de emergencia a los desplazados que se encuentran en 51 centros.

En Georgia, la mayor parte de las personas internamente desplazadas han sido acomodadas en 170 instalaciones temporales como jardines de infancia, escuelas, y edificios públicos y gubernamentales. Sin embargo, muchas de las instalaciones carecen de instalaciones básicas y servicios como servicios, agua potable y electricidad.

“Nos proponemos que se atiendan las necesidades básicas en materia de salud e higiene de todos los niños y niñas”, señaló el Sr. Perks. “Tenemos un problema especial… con los niños alojados en instituciones y con los niños discapacitados que sufren los efectos del conflicto. Tratamos de garantizar que los organismos de servicios sociales brinden apoyo a los niños y niñas particularmente vulnerables que no cuentan con la protección de sus familias”.

Recuperación psicosocial

El Sr. Perks añadió que “uno de los problemas principales es que el enorme recrudecimiento del conflicto armado tendrá consecuencias psicológicas no sólo para los niños y niñas, sino también para sus padres”.

Imagen del UNICEF
© UNICEF Georgia/2008/Nikolaishvili
Una niña de cinco años que ha sido desplazada, junto con su familia, de la zona de conflicto cerca de Ossetia del sur. Según sus padres, a muchos niños afectados por el conflicto les cuesta dormir por la noche.
La rehabilitación psicosocial ocupa un lugar importante en la lista de prioridades de UNICEF en la región del Cáucaso septentrional de Rusia.

“Como resultado de la implementación de un vasto programa de recuperación psicosocial con posterioridad al sitio de la escuela de Beslan, contamos con gran experiencia en ese tipo de actividades”, afirmó  Rashed Mustafa, a cargo de la oficina de UNICEF en la región del Cáucaso septentrional. “Y debido a que en las escuelas rusas las clases comenzarán en apenas dos semanas, resulta extremadamente importante proteger el derecho a la educación de estos niños y niñas”.

Programas de cooperación

UNICEF colabora estrechamente con los demás organismos de las Naciones Unidas que trabajan en el terreno mediante la evaluación de la situación y las necesidades inmediatas de la población. Por ahora, resulta extremadamente difícil llegar hasta los pobladores de las zonas donde se desarrolla el conflicto. Las Naciones Unidas han ofrecido ayuda humanitaria a los Gobiernos de Georgia y la Federación de Rusia.

UNICEF tiene oficinas en Tiflis, la capital de Georgia, y en Moscú y Vladikavkaz, la capital de Osetia del Norte, en la Federación de Rusia. Las tres oficinas colaboran estrechamente con sus aliados y los correspondientes funcionarios de los respectivos gobiernos en la ejecución de programas de cooperación. Las oficinas vigilan atentamente la situación y se mantienen en contacto permanente con las autoridades pertinentes.

“Debemos ser capaces de responder muy rápidamente para garantizar la reanudación de las actividades normales de los niños y niñas y para asegurar el funcionamiento de los mecanismos de protección y la vigencia de las normas sanitarias”, terminó diciendo el Sr. Perks.


 

 

Audio (en inglés)

Benjamin Perks, Representante Adjunto de UNICEF en Georgia, se refiere a las labores de ayuda a las personas desplazadas por el conflicto entre ese país y Rusia.
AUDIO escuchar

Búsqueda