UNICEF en situaciones de emergencia

En Indonesia, las inundaciones repentinas y los deslizamientos de tierra dejan un saldo de poblaciones anegadas y 400.000 personas desplazadas

Imagen del UNICEF
© AP Photo
En la Provincia de Aceh, en Indonesia, las inundaciones dejaron sumergidas a muchas viviendas.

Por Anwulika Okafor

NUEVA YORK, Estados Unidos, 27 de diciembre de  2006 – En las regiones septentrional, oriental y central de Aceh y en Sumatra, en Indonesia, las aguas de las inundaciones han comenzado a retroceder, pero dejan detrás la secuela de una crisis humanitaria.

Las lluvias torrenciales que cayeron en esas regiones durante varios días provocaron el desborde de los ríos, lo que a su vez causó vastas inundaciones, deslizamientos de tierra y 109 bajas fatales, además de dejar un saldo de 400.000 pobladores desplazados.

Tras la retirada de las aguas quedan a la vista viviendas gravemente dañadas y aldeas cubiertas de lodo. UNICEF y sus aliados respondieron de inmediato ante la crisis humanitaria mediante el suministro a los damnificados de albergue provisorio, alimentos, elementos de higiene y otros artículos y servicios de primera necesidad.

En el Distrito de Lanosa se han establecido tres campamentos que albergan a más de 3.500 personas desplazadas. Debido a que las zonas más castigadas siguen siendo inaccesibles y a que los sistemas de comunicación no están funcionando, los organismos de socorro emplean aviones que sobrevuelan esos parajes aislados para aprovisionar desde el aire a las familias y para localizar sobrevivientes.

UNICEF también ha empleado camiones pesados para distribuir suministros en las zonas afectadas por las inundaciones.

Sorprendidos por las lluvias

“La situación es bastante desesperada”, afirmó Susan Ngongi, Oficial de Programas de Emergencia de UNICEF. “Resulta muy difícil prestar ayuda a quienes más la necesitan. Muchas aldeas continúan completamente cubiertas por las aguas, de manera que sólo se puede llegar a los pobladores mediante helicópteros o embarcaciones”.

En algunas zonas, las aguas han crecido hasta dos metros, como consecuencia de lo cual se han paralizado completamente todas las operaciones de los gobiernos locales, se han anegado las viviendas y se han derrumbado varios puentes. Los pobladores de las regiones afectadas, que fueron sorprendidos por las lluvias torrenciales, se vieron obligados a buscar refugio en terrenos más elevados en embarcaciones a remo o vadeando a pie las aguas que les llegaban al cuello.

Imagen del UNICEF
© AP/Bakkara
Una mujer indonesa lava la ropa mientras su hija juega en las aguas que cubren partes del Distrito de Tamiang, como resultado de las inundaciones.

Algunos pobladores esperaban que los rescataran de los techos de sus viviendas, y se calcula que unas 200 personas continúan desaparecidas.

Preocupación por posibles brotes de enfermedades

En el Distrito de Aceh Tamiang, en Sumatra −que actualmente carece de energía eléctrica y agua, además de sufrir escasez de combustible– 8 de cada 10 centros de atención de la salud resultaron dañados por las inundaciones, circunstancia que disminuye la capacidad de prevenir o combatir posibles brotes de enfermedades. In Aceh Utara ya se han registrado casos de diarrea infantil en los campamentos provisionales de desplazados.

“Nuestra principal preocupación es ahora el peligro de enfermedades”, explicó la Sra. Ngongi. “Sabemos que en esta zona la diarrea y las infecciones de las vías respiratorias eran enfermedades bastante frecuentes, y ahora las inundaciones podrían facilitar su propagación”.

UNICEF colabora con las autoridades locales y nacionales a fin de prevenir brotes de enfermedades en las zonas devastadas por las inundaciones, tarea en la que el personal de la Provincia de Aceh tiene mucha experiencia. Aunque Aceh fue la región más castigada por el tsunami de 2004, las inundaciones de esta semana ocurrieron en zonas que no habían sufrido los efectos del maremoto.

UNICEF también envió personal de protección de la niñez a las zonas afectadas, para llevar a cabo evaluaciones de las necesidades de los niños y niñas, en especial de aquellos que hayan sido abandonados, o que hayan quedado huérfanos o corran peligros de ser víctimas de abuso, así como de los sobrevivientes de corta edad que necesiten apoyo psicosocial.


 

 

Vídeo (en inglés)

27 de diciembre de 2006: Susan Ngongi, Oficial de Programas de Emergencia de UNICEF, habla sobre la situación en las regiones de Indonesia afectadas por las inundaciones y se refiere también a las actividades de socorro.
 VÍDEO altabaja

Obtengan vídeo
de calidad profesional
en The Newsmarket

Enlaces

Inundaciones repentinas causan más de 200 muertes en la isla de Sulawesi, en Indonesia [incluye vídeo]

UNICEF en las situaciones de emergencia

Búsqueda