UNICEF en situaciones de emergencia

La niñez libanesa ante los desafíos posbélicos

Imagen del UNICEF: Middle East crisis - Lebanon teenagers
© UNICEF video
Mariam Kamal El Dine, de 15 años, observa los escombros de su escuela, en la localidad libanesa de Srifa.

Por Lisa Pottger y Kitty Logan

NUEVA YORK, Estados Unidos, 14 de septiembre de 2006 – En la ciudad de Srifa, en la región meridional del Líbano, sucesivas generaciones han sobrevivido a muchas guerras. Pero para Mariam Kamal El Dine, de 15 años de edad, y sus hermanas menores, el reciente enfrentamiento armado de un mes de duración entre Israel y Hezbolá fue el primer conflicto armado que les tocó vivir.

Aunque Mariam y su familia se dieron a la fuga como consecuencia de las hostilidades, ahora han regresado a lo queda en pié de la vivienda en que crecieron sus padres y abuelos. La vivienda carece de servicio eléctrico y está totalmente rodeada de grandes pilas de escombros, trozos de cristal y pedazos de metal retorcido.

Aunque la familia sobrevivió a la dura experiencia, el rostro y la voz de Mariam aún reflejan el trauma que sufrió. “Nos sentimos muy mal, estamos emocionalmente agotados”, explica. “Hemos quedado separados de nuestros amigos”.

Las necesidades básicas de la familia

Sara, hermana de Mariam, de 14 años de edad, agrega: “Srifa ha quedado muy destruida. Antes de la guerra, solíamos ir a pasear al centro de la ciudad, donde se reunía mucha gente. Ahora, si una va al centro, no siente deseos de pasear”.

Para los padres de Mariam, satisfacer las necesidades básicas de la familia constituye un reto cotidiano. El pequeño generador eléctrico con que cuenta la familia no tiene siquiera potencia suficiente para hacer funcionar una nevera, de manera que la carne y otros alimentos se echan a perder rápidamente.

Imagen del UNICEF: Middle East crisis - Lebanon teenagers
© UNICEF video
“Resulta muy doloroso ver todo esto. Aquí nacieron nuestros sueños”, afirma Mariam Kamal El Dine al referirse a los daños que sufrió Srifa durante la guerra entre Israel and Hezbolá.

Dentro de la gravedad de su situación, la familia de Mariam ha sido relativamente afortunada. Los bombardeos en el Líbano meridional destruyeron unos 15.000 hogares, entre ellos la mitad de las viviendas de Srifa. Del millón de pobladores que huyeron de sus hogares durante la guerra, una cuarta parte continúa desplazada, ya sea por la pérdida de sus hogares, o porque la munición sin detonar y otras condiciones peligrosas impiden el regreso.

Suspensión de las clases escolares

La escuela de Mariam sufrió destrozos graves, al igual que otras 50 escuelas de la región. El comienzo de las clases, que debían iniciarse a mediados de septiembre, ha sido pospuesto hasta que sea posible reparar el edificio.

La campaña de retorno que lleva a cabo UNICEF en el Líbano tiene como objetivo lograr el regreso de unos 350.000 niños y niñas a la escuela el 18 de octubre. Mariam espera reanudar sus estudios ese día, y también espera ser periodista algún día.

“Algunos de nuestros sueños y aspiraciones se han desvanecido”, dice. “Y sin embargo, creo que muchas cosas cambiarán en nuestro futuro”.


 

 

Vídeo (en inglés)

12 de spetiembre 2006:
Una niña adolescente y varios de sus familiares, que debieron huir de su hogar durante el reciente conflicto, regresan a su vivienda y su comunidad devastada en Srifa, en la región meridional del Líbano.
 VÍDEO alta | baja

Obtengan vídeo
de calidad profesional
en The Newsmarket

Búsqueda