UNICEF en situaciones de emergencia

La protección de la salud y el bienestar de los niños y niñas desplazados debido al conflicto en el Líbano

Imagen del UNICEF: Emergencies, Lebanon
© Reuters/ Stapleton
Una mujer grita con su hijo en Bent Jbail, al sur del líbano, después de evacuar la aldea de Aitaron por el constante bombardeo.

Por Rachel Bonham Carter

NUEVA YORK, Estados Unidos, 3 de agosto de 2006 – Con el propósito de proteger la salud de decenas de miles de niños y niñas que se han visto obligados a abandonar sus hogares debido al conflicto que sacude al Líbano, UNICEF ha puesto en marcha una campaña de inmunización contra el sarampión en ese país.

Se calcula que los niños y niñas componen un 40% de las más de 900.000 personas que han sido desplazadas en el Líbano desde el 12 de julio, cuando se desataron los combates entre Hezbolá e Israel. UNICEF y sus aliados siguen confrontando graves problemas para poder prestar ayuda humanitaria a muchos de ellos.

“La situación es grave, y se deteriora velozmente", manifestó Dan Toole, Director de Programas de Emergencia de UNICEF, que realizó una visita a Oriente Medio a principios de esta semana. "Los niños y niñas están aislados. Las familias están aisladas. Hay mucha, mucha gente que no recibe ayuda, que no cuenta con alimentos ni dispone de agua".

El Sr. Toole también se hizo eco de llamamiento en pro de un cese de las hostilidades que realizó el 30 de julio la Directora Ejecutiva de UNICEF, Ann M. Veneman. El funcionario describió la “situación desesperante” que impera en el Líbano, donde se cree que hasta ahora han perdido la vida más de 250 niños y niñas y muchos más corren grave peligro, y no sólo de ser víctimas de la violencia sino también de las enfermedades.

“La población del interior del Líbano es relativamente saludable”, explicó el Dr. Toole, “pero esa situación puede cambiar rápidamente, especialmente para los que viven en ámbitos reducidos y en lugares abarrotados de gente. De manera que resulta fundamental que se les presten servicios de atención de la salud”.

Desde vacunas hasta pelotas de voleibol

Con el objetivo de proteger la salud de los niños y niñas en circunstancias tan difíciles, esta semana se llevará a cabo una campaña de vacunación contra el sarampión en la que se inmunizará a 18.000 niños y niñas de nueves meses a 15 años de edad. Otros 55.000 niños y niñas serán vacunados como parte de una campaña nacional que se llevará a cabo la semana próxima. Los agentes sanitarios también suministrarán suplementos de vitamina A para reforzar el sistema inmunológico de los niños y niñas vacunados.

Imagen del UNICEF: Emergencies, Lebanon
© AP/Frayer
Pobladores de la aldea de Aitaroun, en la región meridional del Líbano, se abren paso entre los escombros mientras huyen de sus hogares durante una pausa en el bombardeo de esa localidad.

Por otra parte, las zonas de conflicto sufren una grave escasez de agua potable. Debido a que UNICEF es el principal organismo de las Naciones Unidas a cargo de los servicios de agua y saneamiento en el Líbano, la organización distribuyeron Regidores de agua y tanques cisterna. Hasta la fecha se han entregado 48 de esos tanques en Beirut y alrededores.

UNICEF suministra también equipos de recreación para niños y niñas con el propósito de facilitar la evaluación de sus necesidades psicosociales en el marco de las constantes hostilidades.

“Una de las mejores cosas que podemos hacer es darles materiales y elementos de recreación, juegos, juguetes, pelotas, etc.”, explicó el Sr. Toole. “Cuando los niños y niñas comienzan a jugar, podemos verificar cuáles de ellos están alterados o asustados, y cuáles pueden requerir atención u orientación psicológica más específica. De esa manera es posible individualizar a esos niños y niñas y brindarles el apoyo que necesitan”.

Imagen del UNICEF
© UNICEF /2006/Molinaro
Operación de carga de cajas de suministros de socorro de UNICEF con destino a la ciudad libanesa de Tiro en camiones de las Naciones Unidas.

Riesgos para el transporte de suministro

Debido al conflicto, la distribución de socorro humanitario es una tarea difícil y peligrosa y, según el Sr. Toole, el acceso a las regiones del sur del Líbano más castigadas por la violencia es muy limitado.

“Cada convoy debe recibir aprobación de la Fuerza de Defensa de Israel, a fin de poder llegar a esas regiones sin sufrir ataques. Y eso toma tiempo”, dijo el funcionario. “Ayer, por ejemplo, fue necesario cancelar dos convoyes a último momento, y sólo pudimos enviar uno rumbo a la región meridional del país. Como se ve, resulta muy difícil hacerle llegar suministros a una población que los necesita”.

El Sr. Toole agregó que UNICEF está solicitando apoyo financiero a diversos países donantes.

“Hasta la fecha tenemos muchas promesas de fondos pero muy poco efectivo”, comentó. “Con promesas no se pueden comprar suministros. Necesitamos dinero a la brevedad posible para poder avanzar y suministrar al sur del país los equipos, la capacitación y el personal necesarios para poder prestar ayuda a los niños y niñas afectados”.


 

 

Vídeo (en inglés)


3 de agosto de 2006:
Poco después de su regreso de Oriente Medio, Dan Toole, Director de Programas de Emergencia de UNICEF, describe la crisis humanitaria que se vive en el Líbano.

 VÍDEO alta | baja

Obtengan vídeo de calidad profesional en The Newsmarket

Búsqueda