UNICEF en situaciones de emergencia

Darfur: la situación podría empeorar

Imagen del UNICEF
© UNICEF/HQ04-0928/Noorani
Una mujer sostiene a su hijo desnutrido en el campo de Karare, Nyala, capital de Darfur del sur.

Por John Allison

NUEVA YORK, 7 de abril de 2005 – A menos que en los próximos meses pueda alcanzarse un acuerdo de paz sobre el terreno en Darfur, lo más probable es que para las mujeres y los niños la situación empeore. Más de dos millones de personas se han visto afectadas por la crisis, y ante el empeoramiento del conflicto y la amenaza de una grave sequía, Keith McKenzie, Representante Especial del UNICEF, dice que en los meses siguientes la población de Darfur va necesitar apoyo constante.

“Ésta es una comunidad que va a necesitar apoyo constante, en términos de alimentos, protección y todo tipo de servicios. Al menos durante los siguientes 18 meses seguiremos proporcionando apoyo a la gente de Darfur”, declaró el señor McKenzie.

Quienes se han visto forzados a huir de sus hogares han encontrado este tipo de apoyo en uno de los muchos campamentos que hay en todo Darfur. La mayoría tiene sus necesidades esenciales cubiertas, y el acceso en general a las personas necesitadas está mejorando.

Imagen del UNICEF
© UNICEF/HQ04-0939/Noorani
Un hombre vierte agua cerca de un grupo de viviendas improvisadas, en el campo de Otash para personas desplazadas, en las afueras de Nyala.

Los niños, sin embargo, siguen siendo vulnerables a la explotación y el abuso. 1,4 millones de niños se han visto directamente afectados por el conflicto. No sólo necesitan protección, sino también apoyo psicosocial para ayudarlos a afrontar la terrible prueba por la que han pasado y la tragedia de la que han sido testigos.

“Estamos abordando sus necesidades físicas inmediatas en términos de nutrición, agua y escolarización”, dijo el señor McKenzie, “pero a estos niños les han quedado unas terribles cicatrices psicológicas, y eso, probablemente, les va a acompañar toda su vida. Ésta, creo, es la mayor tragedia de esta emergencia”.

“Todos quieren volver a casa”, dijo refiriéndose a las personas que están en los campos, “con una condición: que pueda garantizarse su seguridad”. El señor McKenzie añadió que es importantísimo llegar a las familias que viven todavía en las zonas rurales más remotas de Darfur. Si la ayuda y la protección llegan a tiempo, quizá no se vean forzados a realizar el peligroso y a menudo largo viaje hasta los campamento.


 

 

Vídeo (en inglés)

7 de abril de 2005:
John Allison, corresponsal del UNICEF, informa sobre la situación actual en Darfur

Anchura de banda:
baja | alta
(Real player)


9 de marzo de 2005:
En Darfur, el hambre y la sed amenazan a millones de personas.

Anchura de banda:
baja | alta
(Real player)

Periodistas:
Obtengan vídeo de calidad profesional en The Newsmarket

Búsqueda