Haití

El ex presidente de los Estados Unidos Bill Clinton elogia la respuesta de las Naciones Unidas y UNICEF ante la crisis de Haití

Imagen del UNICEF
© UNICEF Haiti/2010/Ingram
El ex presidente de los Estados Unidos Bill Clinton saluda al personal de la base logística de la misión de las Naciones Unidas en Haití durante el segundo día de su visita a Puerto Príncipe, Haití.

PUERTO PRÍNCIPE, Haití, 24 de marzo de 2010 – Durante la visita que realizó ayer a Haití, el ex presidente de los Estados Unidos Bill Clinton elogió a las Naciones Unidas por la manera en que el organismo internacional respondió tras el devastador terremoto del 12 de enero. Clinton afirmó que ha llegado el momento de ayudar a este país a superar su pasado de pobreza y forjar un futuro mejor.

El Sr. Clinton se dirigió al personal de las Naciones Unidas durante su segunda visita a la capital haitiana desde el desastre natural. El ex presidente hizo hincapié en la importancia de las labores que lleva a cabo UNICEF para dar solución a los graves problemas de saneamiento y salud pública desencadenados por el sismo, que dejó un saldo de más de 220.000 personas muertas y un número mucho mayor de desplazados.

“Lo que más afecta a los niños y niñas son los problemas relacionados con el agua”, afirmó Clinton, que añadió que durante las situaciones de emergencia una elevada proporción de las muertes de niños se deben a enfermedades transmitidas por el agua.

“Gracias a UNICEF, se salvarán muchas vidas”, apuntó.

La posibilidad de “un futuro mejor”

Clinton hizo hincapié en lo que él considera la posibilidad de que en Haití se reconstruya mejor que antes del desastre natural. “Pese a que se trató de un terremoto horrible”, dijo el ex mandatario, “ésta es la mejor oportunidad que han tenido hasta hoy los haitianos de superar los oscuros capítulos del pasado y forjar un futuro mejor”.

Asimismo, Clinton les recordó a los trabajadores de socorro lo importante que es la ayuda que prestan a los habitantes de Haití para que “se conviertan en lo que siempre han sido capaces de ser, pero que nunca han tenido la oportunidad de hacerlo”.

“Avanzamos en esa dirección, y llegaremos a ese destino”, dijo Clinton al personal de las Naciones Unidas. “Pero sobre todas las cosas, quiero que sepan lo agradecido que estoy a todos ustedes”.

Próxima conferencia de donantes

La visita de Clinton, nombrado el año pasado Enviado Especial de las Naciones Unidas a Haití, se produjo pocos días antes de la importante conferencia de donantes que se celebrará el 31 de marzo en Nueva York y en la que las autoridades haitianas solicitarán 11.500 millones de dólares estadounidenses para las labores de reconstrucción.

El desastre de Haití afectó a unos 3 millones de personas, entre ellas 1,26 millones de niños y niñas. Cientos de miles de habitantes de Haití fueron desplazados por el sismo, y muchos de ellos aún viven en los asentamientos provisionales que se formaron espontáneamente en Puerto Príncipe y alrededores, donde no sólo carecen de servicios sociales sino que tampoco cuentan con los elementos más básicos de protección de los elementos.

El lunes, Clinton y otro ex presidente de los Estados Unidos, George W. Bush, se reunieron con los sobrevivientes del terremoto que se encuentran albergados en el campamento de Champs de Mars, un parque de Puerto Príncipe donde se han refugiado unas 60.000 personas desplazadas. Se trata de uno de los asentamientos en los que UNICEF y sus aliados prestan servicios de agua potable y saneamiento.


 

 

Búsqueda