Haití

Tras el terremoto, Haití se prepara para la temporada de tormentas

Imagen del UNICEF
© UNICEF/NYHQ2010-0281/Noorani
Una joven frente a la tienda de campaña que ocupa en un asentamiento provisional del vecindario de Tabarre, en Puerto Príncipe. En ese campamento viven unas 3.500 personas desplazadas por el reciente terremoto.

NUEVA YORK, 10 de marzo de 2010 − Mientras Haití comienza a emerger de entre los escombros causados por el terremoto de enero, UNICEF y sus aliados se preparan para hacer frente a otro reto: la inminente temporada de lluvias.

Vea el VÍDEO

Los haitianos siempre han sentido temor ante la llegada de las tormentas que se abaten sobre el país todas las primaveras y los veranos, incluso antes de que su capital estuviera en ruinas. Y es un temor comprensible, ya que en 2008, por ejemplo, Haití sufrió los efectos de cuatro huracanes consecutivos que dejaron un saldo de centenares de muertos y de ciudades y pueblos cubiertos de lodo.

Este año, las perspectivas son todavía más graves, ya que aún antes de que comience la temporada de las tormentas, las ciudades de Puerto Príncipe, Jacmel y Leogane han sufrido graves daños. El terremoto de Haití causó más de 200.000 muertes y provocó lesiones y heridas a un número mucho mayor de personas. Se calcula que 1,3 millones de personas han quedado desamparadas y dependen de la ayuda de los organismos internacionales de socorro para su subsistencia. Entre los desplazados hay unos 450.000 niños y niñas.

Un enorme desafío

”La temporada de tormentas significará un enorme desafío para todos en lo que es respecta a nuestra capacidad de brindar apoyo a la población", manifestó Louis-Georges Arsenault, Director de Programas de Emergencia de UNICEF.

Imagen del UNICEF
© UNICEF/NYHQ2010-0215/Noorani
En la ciudad haitiana de Jacmel, (de izq. a der.) un representante de Aides Actions Internationales Pompiers –una organización de ayuda humanitaria francesa– conversa con Françoise Gruloos (sólo parcialmente visible), Representante de UNICEF en la República Dominicana; con Louis-Georges Arsenault, Director de Programas de Emergencia de UNICEF; y con Guido Cornale, Representante de UNICEF en Haití.

La devastación debida al terremoto complica aún más las dificultades logísticas propias de los preparativos para las tormentas, que consisten en trasladar a los habitantes de las zonas más bajas a terrenos más protegidos y en prepararse para las amenazas sanitarias que trae aparejada la temporada lluviosa.

Pese a que todavía no ha comenzado el período anual de lluvias, en la región suroccidental del país ya han perdido la vida por lo menos ocho personas debido a inundaciones agravadas por los escombros y desechos del terremoto. En esa región fue necesario evacuar a más de 3.000 habitantes.

En Puerto Príncipe y alrededores, entretanto, más de 680.000 personas continúan viviendo en asentamientos provisionales. Varios cientos de miles de habitantes de esa zona se han alejado hacia otros puntos del país buscando seguridad y cobijo en un éxodo que no cesa.

Planes para el futuro

”Muchas personas han huido de Puerto Príncipe y se han instalado en asentamientos espontáneos en diversos puntos del país. Debido a que no resulta fácil detectar y ayudar a esa gente, nos hace falta capacidad operacional de movimiento y desplazamiento. Se trata de una cuestión sería que estamos resolviendo", añadió Arsenault.

Además de satisfacer las necesidades vitales inmediatas de los afectados y de prepararse para la temporada de lluvias, UNICEF también planifica para el futuro en colaboración con la Comisión Europea, el Banco Mundial y los demás organismos de las Naciones Unidas.

“Nos proponemos que la reconstrucción comience este año, que en 2010 se realice un intenso esfuerzo de reconstrucción", concluyó Arsenault. "Estamos comprometidos con una visión a largo plazo de lo que será un sitio mejor para los niños de Haití. No se trata de volver al punto en que estábamos sino de transformar la sociedad para que sea un sitio mejor para todos los niños y niñas".


 

 

Vídeo (en inglés)


2 de marzo de 2010: Louis-Georges Arsenault, Director de Programas de Emergencia de UNICEF, se refiere a los obstáculos que afrontan UNICEF y sus aliados en Haití ante la inminencia de la temporada de lluvias.
 VÍDEO  alta | baja

Obtengan vídeo
de calidad profesional
en The Newsmarket

Alianza de UNICEF y la Unión Europea

Búsqueda