Haití

Llamamiento de asistencia para superar los graves desafíos en Haití después del terremoto

Imagen del UNICEF
© UN Photo/Abassi
Un hombre transporta a su hijo herido por una calle de Puerto Príncipe poco después del terremoto que sacudió Haití.

NUEVA YORK, Estados Unidos, 15 de enero de 2010 – Los habitantes de Puerto Príncipe y otras zonas afectadas por el devastador terremoto que sacudió esta semana Haití están viviendo al aire libre, rodeados por las ruinas de sus casas. Buscando entre los escombros, tratan de recuperar lo que pueden de una tragedia que resulta difícil de entender.

Vea el VÍDEO

Para superar los enormes obstáculos humanitarios que todavía afrontan alrededor de 3 millones de personas afectadas por el terremoto, UNICEF emitió hoy un llamamiento por casi 120 millones de dólares estadounidenses en apoyo a sus operaciones de socorro en Haití. Estos fondos forman parte de un llamamiento urgente más amplio de las Naciones Unidas por 562 millones de dólares.

La ayuda se necesita con desesperación. Se teme que haya miles haitianos muertos, muchos más heridos y todavía hay una cifra desconocida de desaparecidos.

“El agua es lo más importante”

Desde el desastre sacudió el país el 12 de enero, la principal prioridad de los equipos de socorro ha sido prestar asistencia en la búsqueda y rescate, incluso con excavadoras y maquinaria para levantar materiales pesados, así como asistencia médica. Las actividades de UNICEF se han centrado en el agua y el saneamiento, en alimentos terapéuticos para lactantes y niños de corta edad, suministros médicos y refugio temporal, que también son necesidades urgentes.

Imagen del UNICEF
© UN Photo/Dormino
Unas personas esperan recibir agua distribuida por grupo de bomberos cerca del Palacio Nacional de Haití en Puerto Príncipe, una de las zonas más afectadas por el terremoto.

“El agua es el suministro más importante que necesitamos distribuir entre esta gente lo antes posible”, dijo el oficial de comunicaciones de UNICEF Patrick McCormick.

El primer envío aéreo directo de suministros de UNICEF a Haití llegó al aeropuerto de Puerto Príncipe esta mañana temprano con tanques de agua y pastillas para la depuración del agua. El vuelo también llevaba sales de rehidratación oral, que se utilizan para tratar los efectos potencialmente mortales de las enfermedades diarreicas, especialmente entre los niños de corta edad.

Se esperaba que otros dos aviones de carga aterrizaran esta semana en Santo Domingo, la capital de la República Dominicana, con 70 toneladas métricas de tiendas de campaña, lonas y medicinas. Los suministros se enviarán por tierra a Haití.

Logística y seguridad

En las comunidades afectadas por el terremoto se han comenzado a realizar ya algunas labores de distribución. Se espera que esta actividad cobre impulso a medida que lleguen más suministros a la República Dominicana y Haití.

Imagen del UNICEF
© UN Photo/Abassi
Unas víctimas del terremoto descansan en un refugio improvisado situado en el parking del hospital General de Puerto Príncipe, Haití.

Sin embargo, transportar materiales esenciales para las poblaciones más afectadas representa un desafío. “Se trata de un país cuya infraestructura es muy deficiente de cualquier manera”, destacó McCormick. “Las carreteras y otras vías de transporte no son lo mejor, incluso en los mejores tiempos”.

Sin embargo, los especialistas de la División de Suministros de UNICEF estarán a cargo de reducir cualquier embotellamiento que se produzca, y UNICEF está trabajando con otros organismos, incluido el Programa Mundial de Alimentos, en cuestiones de logística y distribución.

Después de algunos informes sobre el saqueo de existencias de ayuda en Puerto Príncipe, la seguridad es otra preocupación. “Obviamente pediremos ayuda a la fuerza de las Naciones Unidas que se encuentra en el país, para garantizar la llegada segura de los suministros y que se distribuyan entre las personas que los necesitan”, dijo McCormick.

Asistencia para la supervivencia en la frontera

En la frontera entre la República Dominicana y Haití, la ciudad de Jimani está prestando a sus vecinos asistencia para la supervivencia.

Hay un flujo constante de ambulancias transportando heridos desde Haití hasta la ciudad fronteriza, que se ha convertido en un lugar decisivo en el esfuerzo internacional de rescate. Jimani es el punto de tránsito para los suministros que UNICEF y otros organismos están enviando Haití. El hospital de la ciudad, donde los médicos tratan de atender a los numerosos heridos, está saturado de pacientes.

“Puerto Príncipe ha terminado. Todo se ha derrumbado”, dice en Jimani un testigo dominicano que ha estado en la capital de Haití. “Hay pedir auxilio por ese país”.

Y la ayuda está en camino. Sin embargo, dado el grado de destrucción en Haití, está claro que las actividades de socorro no han hecho más que comenzar.

“Están llegando más suministros”, dijo la Especialista Regional de Comunicaciones de UNICEF, Tamar Hahn, en una conversación telefónica desde Jimani. “Así que me siento optimista”.


 

 

Vídeo (en español)

15 de enero de 2010: La corresponsal de UNICEF, Chris Niles, informa sobre las actividades que se llevan a cabo en la República Dominicana para prestar asistencia a las víctimas del terremoto en el vecino Haití.
 VÍDEO  alta | baja

Vídeo (en inglés)

El oficial de comunicaciones de UNICEF, Patrick McCormick, ofrece una actualización sobre la llegada de suministros a Haití y los desafíos logísticos a los que tendrá que hacer frente UNICEF en los próximos días.
 VÍDEO  alta | baja

Obtengan vídeo
de calidad profesional
en The Newsmarket

Búsqueda