Haití

Los niños haitianos aún luchan por la supervivencia

Imagen del UNICEF
© UNICEF/ HQ05-1907/LeMoyne
Un niño pesca camarones en las aguas contaminadas, cerca de la ciudad portuaria de Gaonaives, en el norte de Haití.

Por Jane O'Brien

NUEVA YORK, 21 de marzo de 2006 – Los niños y niñas de Haití siguen atrapados en una constante lucha por la supervivencia. Uno de cada ocho probablemente morirá antes de alcanzar los cinco años de edad. A la carencia de servicios básicos como el suministro de agua, la atención de la salud y la educación se suman los flagelos de la pobreza y la violencia; y la combinación de todos esos factores condena a los niños y niñas a un ciclo de privaciones y abuso.

Un nuevo informe de UNICEF titulado "La infancia en peligro: Haití" pone de relieve la difícil situación por la que atraviesan los 3,8 millones de niños y niñas de ese país y exhorta al Gobierno a tomar medidas al respecto. “La violencia imperante en todos los niveles de la sociedad urbana y civil obstaculiza la posibilidad de un desarrollo sostenible”, señala Alberto González-Regueral, Representantes de UNICEF en Haití.

Los enfrentamientos que se producen a lo largo y a lo ancho de esa nación caribeña han devastado muchas comunidades, que carecen de agua y electricidad y cuyos integrantes suelen tener dificultades hasta para obtener alimentos. Se calcula que unos 2.000 niños y niñas viven en las calles de Puerto Príncipe, la capital. Muchos de ellos han quedado huérfanos debido al SIDA, mientras que otros han huido de sus hogares debido a que eran víctimas de abuso. Para poder sobrevivir, algunos se prostituyen, otros mendigan comida y otros se unen a pandillas armadas.

Imagen del UNICEF
© UNICEF/ HQ05-1949/LeMoyne
La degradación del suelo ha erosionado completamente gran parte de la superficie de Haití.

“La mayoría de los casos, se trata de niños y niñas que carecen de otras opciones", explica Njanja Sassu, Oficial de Protección de la Infancia de UNICEF. "O bien se les obliga a unirse a esos grupos armados, o se integran en ellos porque carecen completamente de una estructura familiar".

Prioridad a los niños

El informe sobre Haití de UNICEF afirma que la violencia constituye una de las amenazas más graves al futuro del país. Si los niños y niñas no cuentan con un ambiente que les brinde protección, tienen menos posibilidades de aprender, tienden a sufrir más los efectos de las enfermedades y la desnutrición y comienzan a perder su autoestima. De esa manera, se atrofia su desarrollo como ciudadanos productivos y dirigentes potenciales.

Solamente la mitad de los niños y niñas haitianos asiste a la escuela primaria, y la tasa de deserción escolar continúa aumentando, especialmente la que corresponde a las niñas. El retorno de esos niños y niñas a las aulas constituye una de las prioridades de UNICEF, ya que de esa manera se les protege de la violencia, la explotación y el abuso. Sin embargo, la mayoría de las familias no disponen de medios para pagar las cuotas escolares.

‘"La infancia en peligro: Haití" concluye con un llamamiento para que en el temario político del país se dé prioridad a la niñez. Al tiempo que expresa las esperanzas de UNICEF de que las recientes elecciones traían aparejada la estabilidad necesaria para un cambio positivo, el informe celebra los comentarios realizados por René Préval, el nuevo Presidente de Haití.

En declaraciones a la agencia noticiosa Agence France-Presse, el Presidente Préval afirmó que "hay que sacar a los niños de las calles. Hay que sacar las armas de las manos de los niños y reemplazarlas con plumas y libros”.


 

 

Vídeo

21 de marzo 2006:
La corresponsal de UNICEF, Jane O’Brien, nos informa sobre la grave situación de los niños en Haití.

Anchura de banda
baja
 | alta
(Real player)

Periodistas:
Obtengan vídeo de calidad profesional en The Newsmarket

Búsqueda