Haití – País en crisis

Sanar las heridas: La oficina del UNICEF en Haití propone iniciativas psicológicas

Imagen del UNICEF
© Reuters
Una abrumadora mayoría de los niños de Haití ha sido afectada por la violencia. El UNICEF ha creado programas psicológicos para ayudar a los niños que padecen tensiones postraumáticas.

Por Sabine Dolan

PORT-AU-PRINCE, 30 de marzo de 2005 – La violencia contra los civiles en Haití prosigue pese a la presencia de un importante contingente para el mantenimiento de la paz. Esto sucede mientras Haití, el país más pobre de América, se esfuerza por recobrarse de los desastres naturales y las insurgencias políticas del año pasado. La crisis ha dejado muchas víctimas entre la población, especialmente mujeres y menores de edad.

Françoise Gruloos Ackerman, la representante del UNICEF en Haití, dice: “Allí donde se produce una crisis política, los primeros afectados son los niños. Esto, desafortunadamente, es universal. La razón por la que esto ocurre es porque toda la infraestructura social se desploma, y eso es precisamente lo que ocurrió en Gonaives”.

Imagen del UNICEF
© UNICEF Haiti/Daniel Morel/Sept 2004
Las inundaciones en Gonaives exacerbaron las dificultades de los civiles que ya eran víctimas de la violencia y el desorden político.

El UNICEF ha enviado un numeroso equipo de su personal a Gonaives y seguirá estando muy activo en la zona. Esta ciudad de la costa norte de Haití ha sido un hervidero de conflictos políticos desde mediados de la década de 1980 y se sabe que muchas pandillas operaban allí. Para empeorar la situación, a Gonaives le tocó la peor parte de las inundaciones y deslaves del año pasado. Ackerman describe el círculo vicioso que desgarró el tejido social de la ciudad: “Los centros de salud tuvieron que cerrar debido a la inseguridad. La mayoría de las escuelas también cerraron –muchas de ella durante meses– y las pocas que permanecieron abiertas fueron atacadas por miembros de bandas armadas, lo cual constituía una amenaza para los niños. La población civil no se atrevía a salir de sus casas; esto afectaba sus ingresos, lo que a su vez afectaba a los niños”.

El UNICEF, con la ayuda de la Universidad de Haití, ha llevado a cabo una investigación para tener una mejor comprensión de la medida en que el actual conflicto político ha afectado a los niños y niñas.

Imagen del UNICEF
© UNICEF Haiti/2004
Regreso a la escuela: El UNICEF ha limpiado 50 escuelas seriamente dañadas por las inundaciones y actualmente está rehabilitando otras 30 en las zonas más remotas de la isla.

Ackerman dice que los resultados mostraban que una abrumadora mayoría de menores de edad estaba profundamente afectada por la violencia. “Todos los niños están afectados por la violencia de un modo u otro, ya sea por oír ciertos relatos, o por presenciarlos de primera mano, participando en ellos o siendo sus víctimas”. Este descubrimiento produjo una conmoción tanto en Haití como en el UNICEF”. El efecto generalizado de la violencia en los niños se ha convertido en la primera prioridad del UNICEF, y la organización ha intensificado sus iniciativas psicológicas para ayudar a los niños traumatizados. A este fin, el gobierno haitiano ha acogido con beneplácito la redacción de un Código Nacional de la Infancia –que pronto será adoptado–como un elemento importante en el establecimiento de un ambiente protegido para los niños y niñas.

En Haití se han olvidado de las necesidades psicológicas de los menores de edad, y el UNICEF cree que concienciar a la población sobre el alcance de este problema representa un nuevo punto de partida decisivo para el futuro del país, especialmente en el presente clima de inestabilidad política.


 

 

Audio (en inglés)

31 de marzo de 2005:
Françoise Gruloos Ackerman, Representante del UNICEF en Haití, discute el impacto de la violencia política en ese país.
Búsqueda