Haití – País en crisis

UNICEF trata de proteger a los niños y las niñas de Haití después de las terribles inundaciones

Imagen del UNICEF
© UNICEF/2004/Haiti
Se teme que cientos de personas hayan muerto después de las graves inundaciones en Haití

NUEVA YORK, 21 de septiembre de 2004 - Cientos de personas han muerto en la ciudad de Gonaives, al norte de Haití, y miles más han quedado sin hogar. El UNICEF teme que el número de muertos aumente a medida que aparecen nuevos cuerpos debajo del barro y del agua. Un 80% del área total de la ciudad de Gonaives ha quedado sumergida bajo el agua después de dos días de lluvia, y la mayor parte de las zonas agrícolas se han inundado.

En una evaluación aérea realizada el domingo, los miembros de un equipo del UNICEF pudieron ver una ciudad cubierta por hasta 3 metros de agua. Alrededor de 400.000 casas han quedado totalmente destruidas y cerca de 20.000 personas se encuentran sin hogar. El UNICEF calcula que por lo menos 30.000 niños y niñas menores de cinco años se han visto afectados por las inundaciones. El UNICEF trata de proporcionar agua potable a las familias en 20 refugios establecidos en toda la ciudad y en las zonas colindantes.

La representante del UNICEF en Haití, Francoise Gruloos Ackerman, dijo que las necesidades más urgentes para la infancia ahora mismo son el agua potable y el saneamiento. "Por nuestra parte, el UNICEF se centrará en las familias que están viviendo en los refugios, tratando de asegurar que tienen acceso al agua potable mediante la distribución de tabletas de depuración, cubos y jabón. Esto nos permitirá evitar epidemias y asegurar que no propagamos enfermedades".

Imagen del UNICEF
© UNICEF/2004/Haiti
Los techos aparecen por encima de las aguas que cubrieron las casas en el norte de Haití

La alimentación y la nutrición forman también parte de las otras prioridades del UNICEF. En colaboración con CARE y el Programa Mundial de Alimentos, se ha distribuido entre las familias de las zonas afectadas pan y alimentos cocinados. Por medio de aliados en el terreno, se repartirán alimentos con alto contenido proteínico entre los menores de cinco años. El UNICEF enviará un equipo a la zona para garantizar, junto a otros organismos de asistencia, que los alimentos llegan a los más vulnerables, las mujeres y los niños. Los menores de cinco años han recibido también vacunas contra el sarampión.

Entre los organismos de las Naciones Unidas, el UNICEF ha tomado la iniciativa en las esferas del apoyo psicosocial y la educación. Aprovechando las experiencias obtenidas en las inundaciones que se produjeron en Haití en mayo, la organización ha capacitado a 30 monitores que acudieron a la zona para registrar a los niños y las niñas que han perdido a sus progenitores y proporcionarles apoyo psicosocial y orientación. Los monitores trabajarán también con los niños y niñas que ya se encuentran en los refugios. Un equipo del UNICEF y del Ministerio de Educación de Haití viajará el miércoles para realizar una evaluación rápida de las escuelas de la zona. Muchas de las escuelas de Gonaives y las zonas colindantes han tenido que cerrar.

El mandato del UNICEF es lograr que los niños y las niñas regresen lo antes posible a la escuela. Se han abierto algunas carreteras para facilitar el traslado de alimentos, agua y asistencia humanitaria para aquellos que más lo necesitan.


 

 

Audio (en inglés)

La representante del UNICEF en Haití, Francoise Gruloos Ackerman, describe la respuesta del UNICEF a las inundaciones
Búsqueda