Haití – País en crisis

Panorama general

Imagen del UNICEF
© UNICEF Haiti/HQ94-0736/Toutounji
El UNICEF está presente en Haití desde 1949. Una joven en La Saline, un barrio marginal de Puerto Príncipe, la capital, en 1995.

Haití se encuentra en una compleja emergencia humanitaria que no es frecuente en la región de las Américas, y que tiene graves consecuencias para las mujeres y los niños.

Los desórdenes civiles y la violencia que comenzaron en febrero en Haití siguen poniendo en peligro las vidas de los 1,2 millones de niños y niñas que el UNICEF ya consideraba vulnerables antes de que estallara el conflicto.

A medida que ha escalado la violencia, ha resultado cada vez más difícil para los niños y las niñas asistir a la escuela, recibir atención médica y encontrar alimentos y refugio. Los niños, y especialmente las niñas, que viven o trabajan en las calles de los centros urbanos corren un riesgo muy concreto en esta volátil crisis.

Los informes indican que la asistencia a la escuela se ha reducido gravemente en la mayoría de las zonas debido a que las carreteras son peligrosas, no hay seguridad en las escuelas y el servicio de transporte está interrumpido.
La violencia política ha sacudido a Haití durante la mayor parte de su historia. En el contexto de una inestabilidad económica y política extremas, la vulnerabilidad de los niños, las niñas y las mujeres ha aumentado a lo largo de los años, lo que significa un revés a la posibilidad de lograr las metas establecidas en la Declaración del Milenio y la Sesión Especial en favor de la Infancia.

Graves peligros para las niñas y los niños haitianos

Incluso antes de la crisis, la situación de la niñez de Haití era una de las peores del mundo, y más de uno de cada 10 niños haitianos moría antes de cumplir cinco años; más de 200.000 han perdido a uno o a ambos progenitores debido al SIDA, y alrededor de un 3,2% a un 6,7% de todas las mujeres de 15 a 24 años viven con VIH/SIDA.
Además, alrededor de 5.000 bebés nacen todos los años con VIH, y la mortalidad derivada de la maternidad se encuentra también entre las más elevadas del mundo. Más de una quinta parte de los niños y las niñas de Haití tienen bajo peso al nacer y solamente la mitad de la población infantil recibe vacunas sistemáticas. Casi un 40% de los menores de cinco años sufre infecciones agudas de las vías respiratorias.
El UNICEF está presente en Haití desde 1949. Los programas que lleva a cabo el UNICEF incluyen educación, salud, jóvenes y adolescentes y protección infantil.


 

 

Búsqueda