Haití – País en crisis

Introducción

© UNICEF Haiti/HQ95-0659/Toutounji
El UNICEF está presente en Haití desde 1949. Una joven en La Saline, un barrio marginal de Puerto Príncipe, la capital, en 1995.

Los desórdenes civiles y la violencia que comenzaron en febrero en Haití siguen poniendo en peligro las vidas de los 1,2 millones de niños y niñas que el UNICEF ya consideraba vulnerables antes de que estallara el conflicto.

“Los niños y las niñas son siempre los más vulnerables en las situaciones de conflicto”, dijo la Sra. Gruloos. “Y los niños y niñas de Haití ya eran antes enormemente vulnerables. Tenemos que asegurar la protección de estos niños y niñas, y no olvidar el peligro que corren en medio de los disturbios civiles”.

El UNICEF ha realizado un pedido a los donantes por 8.7 millones de dólares para la financiación urgente de sus operaciones de emergencia en Haití. Los fondos se utilizarán en iniciativas destinadas a proporcionar socorro a los niños, las niñas y las mujeres afectados por el derrumbe de la autoridad civil. Entre los objetivos se encuentran proporcionar recursos obstétricos; levantar escuelas temporales en tiendas de campaña; distribuir carpetas educativas y realizar campañas sistemáticas de vacunación.

“Tenemos que mantener a los niños y las niñas vivos ahora, vacunándoles y proporcionándoles agua potable”, dijo Carol Bellamy, Directora Ejecutiva del UNICEF. “Pero también debemos tratar de prevenir lo que ocurrirá en los próximos seis meses, y las soluciones que serán necesarias para lograr que los niños y niñas de Haití regresen a la escuela, y asegurar que ellos y sus madres tengan acceso a una atención básica de la salud”.

Llegada de materiales de emergencia

El primer envío aéreo de suministros de emergencia del UNICEF ha llegado a Puerto Príncipe. La carga incluye suministros esenciales: materiales médicos, agua, materiales de saneamiento y carpetas educativas. Estos suministros deberían resolver las necesidades básicas de 30.000 niños y niñas vulnerables durante los próximos tres meses.

La situación actual dificulta la actividad de los organismos humanitarios en el terreno, al menos por el momento. Los trabajadores humanitarios apenas tienen acceso a las zonas donde los niños, las niñas y las mujeres necesitan urgentemente asistencia. El UNICEF y otros organismos están tratando de negociar el acceso a las zonas del país que han sido bloqueadas por los rebeldes.


 

 

 

 Enviar artículo

 Imprimir artículo

Búsqueda