Etiopía

Una educación mejor para un futuro mejor en Etiopía

Imagen del UNICEF
© UNICEF/HQ04-0378/Fiorente
En el Día de la Infancia Africana 2004, unas niñas rellenan los formularios de la encuesta sobre la educación “niña a niña” en la Escuela Primaria Tibeb Menged en Adis Abeba, ayudadas por un miembro del Foro de la Juventud Etíope que respalda UNICEF (en primer plano, con una camiseta de UNICEF).

Por Andrew Heavens

ADDIS ABEBA, Etiopía, 15 de junio de 2006 – Mientras los países de todo el mundo conmemoran el Día de la Infancia Africana –el aniversario de una histórica protesta encabezada por niños y niñas que reclamaban el acceso a una educación básica de calidad en Soweto, Sudáfrica – el día también marca un hito para los niños y niñas de Etiopía.

El 16 de junio de hace dos años, un nutrido grupo de jóvenes etíopes se reunió para considerar el sistema educativo de su propio país. Conocido como el Foro de la Juventud Etíope, el grupo había estado presionando al gobierno para que ayudara a que los niños y niñas, especialmente estas últimas, pudieran asistir a la escuela.

En el Día de la Infancia Africana de 2004, se realizó una encuesta para saber qué niños no iban a la escuela y por qué.

Movimiento para acceder a la educación

Los miembros del grupo de encuestas entrevistaron a 550 estudiantes de 20 escuelas primarias con el fin de recabar información en nombre del creciente movimiento de toda la nación a favor del libre acceso a la educación primaria. 

Los resultados de la encuesta sacaron a la luz las dificultades a las que se tenían que enfrentar niñas como Meskerem Geremew, y las consecuencias positivas ya son evidentes. Hace dos años, Meskerem no iba a la escuela y trabajaba para ayudar a alimentar a su familia. Ahora, con 12 años, acude a las clases diariamente y su deseo es enseñar inglés y viajar por todo el mundo. 

Imagen del UNICEF
© UNICEF/ HQ06-0298/Andrew Heavens
Meskerem se paga su matrícula y los materiales escolares limpiando zapatos, un trabajo que suelen hacer los niños, durante los fines de semana y por las tardes después de las clases.

“Sé que es importante ir a la escuela porque  un niño, o una niña, no debería estar trabajando; sueño con llegar a ser alguien en el futuro", dice Meskerem.

El que decenas de miles de niñas como Meskerem estén hoy en día en las escuelas de Etiopía se debe en buena parte a su propio valor y decisión. Pero también es un testimonio del trabajo del Foro de la Juventud Etíope. 

Obstáculos destacados por la encuesta

La encuesta dirigida por el Foro y apoyada por UNICEF fue de pequeño alcance pero sirvió como evidente recordatorio de que más de 7,8 millones de menores etíopes –de los que 4 millones eran niñas– no recibían educación.

Las conclusiones de por qué estos niños no estaban escolarizados fueron también inesperadas. La razón más importante para  no asistir a la escuela (la que dio el 69%) fue que los progenitores no podían pagar la matrícula escolar. A eso se añadía la falta de materiales escolares, la segunda razón  más importante dada por el 29%; las familias no podían comprar los artículos básicos como uniformes, libros, lápices y papel.

Otros obstáculos que se observaron en la encuesta fueron que los niños y niñas permanecían en sus casas para trabajar (18%) y para llevar agua (8%); y que tenían que recorrer un largo camino andando (13%) o no había nadie que les acompañase a la escuela (7%).

‘Sin educación no hay desarrollo’

“Estos problemas existen desde hace tiempo pero con frecuencia se han pasado por alto”, dice el Funcionario de Educación de Etiopía para UNICEF Maekelech Gidey. “De manera que la encuesta es en sí misma un gran logro, pero todavía necesitamos hacer mucho más para continuar nuestro trabajo en el futuro”.

Desde hace dos años se ha avanzado de manera significativa hacia el logro de una enseñanza primaria gratuita para todos, algo que el gobierno de Etiopía ha prometido conseguir antes de 2015 como uno de los Objetivos de Desarrollo del Milenio.

UNICEF colabora estrechamente con el Banco Mundial y otros asociados para avanzar sustancialmente en el acceso a una educación básica de calidad con  la Iniciativa para la supresión de tasas de matrícula;  los derechos y necesidades de los niños y niñas excluidos, marginados y vulnerables constituyen el núcleo de estos esfuerzos.

“No hay desarrollo sin educación”, dice Elleni Muluneh, una miembro fundadora del Foro de la Juventud Etíope. “Cuanto mejor eduquemos a nuestros niños y niñas, mayor será nuestro desarrollo a la larga. Quizás un día podremos conseguir que todos los niños y niñas del país se sienten tras un pupitre”.

Sabine Dolan contribuyó a esta historia desde Nueva York.


 

 

Vídeo (en inglés)

15 de junio 2006:
El corresponsal  de UNICEF Dan Thomas informa de los esfuerzos del Foro de la Juventud Etíope para conseguir que los niños y niñas vayan a la escuela.

 VÍDEO  alta | baja

Obtengan vídeo de calidad profesional en The Newsmarket

Búsqueda