República Democrática del Congo

Una gira por los Estados Unidos sirve para despertar conciencia sobre la campaña de Día V y UNICEF contra la violación sexual en la República Democrática del Congo

Imagen del UNICEF
© Paula Allen for V-Day/2009
Mujeres en el Hospital Panzi, en Bukavu, que es uno de los dos hospitales de la República Democrática del Congo donde se realizan operaciones quirúrgicas reconstructivas a las víctimas de violaciones.

Por Elizabeth Kiem

NUEVA YORK, Estados Unidos, 12 de febrero de 2009 – En la víspera de una gira de conferencias por cinco ciudades de los Estados Unidos con la misión de despertar conciencia acerca de las consecuencias de la violencia sexual en la República Democrática del Congo, la activista Eve Ensler advirtió ayer que el consumo en el mundo occidental de los recursos de la República Democrática del Congo tiene “consecuencias para los cuerpos de las mujeres”.

“Tenemos las manos manchadas de sangre”, dijo escuetamente.

Vea el VIDEO

Ensler, autora de la famosa obra teatral “Los monólogos de la vagina”, es también la fundadora de Día V, una campaña mundial de lucha contra la violencia sexual. Por segundo año consecutivo, Día V se concentra en los crímenes que se cometen en la República Democrática del Congo, donde centenares de miles de niñas y mujeres han sido víctimas de violaciones sexuales, una práctica que ya se emplea habitualmente como instrumento de guerra.

“La violación sexual no es algo característico de África o del Congo, sino que se trata de una epidemia mundial”, explicó Ensler durante una conferencia de prensa que se llevó a cabo en la sede de las Naciones Unidas en Nueva York. “Sin embargo, debo decir que lo que he oído, visto y presenciado en la región oriental del Congo constituye, sin duda, la peor situación en materia de violaciones contra las mujeres en todo el mundo”.

Transformar el dolor en poder

En la conferencia de prensa que inauguró la gira de Día V bajo el lema “Transformar el dolor en poder”, la Sra. Ensler estuvo acompañada por Ann M. Veneman, Directora Ejecutiva de UNICEF, y por el Dr. Denis Mukwege, del Hospital Panzi de Bukavu, en la región oriental de la República Democrática del Congo.

Imagen del UNICEF
© Paula Allen for V-Day/2009
El Dr. Denis Mukwege y Eve Ensler en la sala de recuperación quirúrgica del Hospital Panzi, en la localidad congoleña de Bukavu.

En ese hospital, que recibe apoyo de UNICEF, se trata a las víctimas de violaciones. El Hospital Panzi es uno de los dos establecimientos médicos del Congo que cuentan con los equipos y el personal necesarios para realizar operaciones de fístula, que pueden salvar a esas mujeres de la muerte.

En enero, las Naciones Unidas reconocieron la labor del Dr. Mukwege al otorgarle su Premio en el Campo de los Derechos Humanos. En la conferencia de prensa de ayer, el doctor congoleño dijo que el premio despertó mucho interés en su país.

“Lo sé porque cuando regresé, en las calles de Bukavu había una multitud de mujeres. El premio también les pertenecía a ellas”, explicó. “Ese reconocimiento les ayuda a comprender que su lucha es justa”

Un refugio para las mujeres convalecientes

La Sra. Veneman apuntó que el Hospital Panzi no es el único escenario de la campaña conjunta de protección de las mujeres congoleñas que realizan Día V y UNICEF. Añadió que desde su puesta en marcha, en noviembre de 2007, la campaña “Basta de violar a nuestros recursos más valiosos” ha brindado capacitación a 200 activistas congoleñas y ha dado lugar a la formación de 300 grupos de debate de mujeres en los que se elaboran iniciativas locales en pro del cambio.

En los dos años transcurridos desde V-Day llegó a la República Democrática del Congo, añadió Ensler, las manifestaciones han subido el nivel de empoderamiento de las mujeres, y  los testimonios públicos han permitido a las mujeres a compartir sus historias y romper la cultura del silencio en torno a la violación.

“Creo que en la región oriental de la República Democrática del Congo se ha gestado un movimiento de grandes proporciones”, añadió.

Los tres oradores principales comentaron que el trabajo conjunto de Día V, UNICEF y el Hospital Panzi sentó las bases para la próxima inauguración del refugio “Ciudad de la Dicha”, que estará localizado en Bukavu. En ese refugio se podrán albergar hasta 100 víctimas de violación en proceso de recuperación, quienes podrán permanecer en la institución hasta seis meses. Allí dispondrán de un sitio seguro donde pasar su convalecencia y adquirir aptitudes y conocimientos para sumarse a la lucha contra la violencia.

Todos los días son Días V

Inicialmente, la campaña encabezada por la Sra. Ensler se celebraba sólo el Día de San Valentín, pero en los últimos 10 años adquirió difusión mundial y ahora consiste de diversas actividades que se realizan en un período de tres meses consecutivos. Parte de los fondos recaudados en cada una de las 4.000 actividades relacionadas con el Día V que se celebrarán este año en todo el mundo serán donados a iniciativas como la Ciudad de la Dicha de Bukavu.

Durante su gira por los Estados Unidos, la Sra. Ensler y el Dr. Mukwege participarán en actividades en Nueva York, Washington, DC, Atlanta, San Francisco y Los Ángeles. En cada una de esas actividades, la Sra. Ensler ofrecerá una representación teatral y coordinará el diálogo entre el público y el Dr. Mukwege, quien describirá las experiencias que ha vivido brindando atención médica a las niñas y mujeres de la región oriental de la República Democrática del Congo. En esos diálogos también se analizarán las causas de la violencia y la brutalidad.

La Sra. Veneman se sumará a la Sra. Ensler y el Dr. Mukwege cuando éstos se presenten en Nueva York y San Francisco.


 

 

Video (en íngles)

11 February 2009: UNICEF correspondent Elizabeth Kiem reports on the UNICEF and V-Day campaign to stop rape in DR Congo.
 VIDEO  alta | baja



La dramaturga Eve Ensler, fundadora de la campaña Día V, se refiere a esa iniciativa y a la lucha en la República Democrática del Congo.
 VIDEO  alta | baja

Obtengan vídeo de calidad profesional en The Newsmarket

Búsqueda