República Democrática del Congo

En la provincia de Kivu Septentrional, los niños y niñas desplazados están especialmente amenazados por las enfermedades y el reclutamiento militar

Imagen del UNICEF: DR Congo, displaced and vulnerable children
© UNICEF DR Congo/2007/ Harneis
Un grupo de niños en el campamento de Mugunga, cerca de la ciudad de Goma, en la provincia de Kivi Septentrional. Debido a la situación de conflicto, los niños corren grave peligro de ser reclutados por las milicias.

Por Blue Chevigny

KIVI SEPTENTRIONAL, República Democrática del Congo, 18 de septiembre de 2007 – La población de la República Democrática del Congo viven tiempos extremadamente difíciles. Desde noviembre de 2006, entre 300.000 y 350.000 congoleños han sufrido desplazamiento debido a los conflictos. En las últimas semanas la situación ha empeorado aun más, ya que unos 60.000 pobladores de la provincia de Kivu Septentrional se han visto obligados a alejarse de sus hogares. En las situaciones de inestabilidad como la actual, los niños y las niñas son especialmente vulnerables ante la explotación.

“Los niños y niñas siempre corren peligro cuando quedan separados de sus padres”, comenta Julien Harneis, Jefe de Operaciones en el Terreno de UNICEF en la República Democrática del Congo. “Por otra parte, también aparece el problema de los campamentos improvisados, donde se crean las condiciones propicias para la propagación del sarampión y el cólera y para el reclutamiento de niños y niñas por parte de los grupos armados”.

El reclutamiento forzado de menores constituye un enorme desafío. Las milicias secuestran por la fuerza a los niños y los emplean como combatientes o portadores y, en el caso de las niñas, las hacen objeto de explotación sexual. Por supuesto, esos niños siempre corren peligro de muerte debido a la situación de violencia y combate en que viven.

Reclutados nuevamente 

“Hemos recibido informes sobre 54 casos de reclutamiento de niños al noroeste de aquí, y también nos hemos enterado de que en una zona ubicada al oeste han reclutado a todos los varones mayores de 15 años”, informa el Sr. Harneis. “Creemos que en las últimos dos semanas las milicias han reclutado a centenares de niños, lo que eleva el número total de casos a más de un millar”.

Más de 8.000 niños han sido recuperados hasta ahora de las filas milicianas, y en la mayoría de los casos, los ex niños soldados regresan a sus comunidades de origen. Sin embargo, como explica el Sr. Harneis, para muchos de ellos la desmovilización no representa un retorno a la normalidad, ya que vuelven a ser reclutados por las milicias o los grupos de bandidos.

“Con el correr del tiempo se les separa de los grupos armados”, continúa diciendo el Sr. Harneis, “pero muchos de ellos confrontan entonces problemas de alienación de sus comunidades. Es que esos niños no han recibido educación, y las aptitudes que han adquirido no sirven para la vida civil”.

Imagen del UNICEF: DR Congo, displaced and vulnerable children
© UNICEF DR Congo/2007/ Harneis
El sarampión es una de las principales causas de mortalidad durante las situaciones de emergencia. Las condiciones de hacinamiento en los campamentos donde viven niños y niñas que no han sido vacunados, pueden crear fácilmente focos de epidemias súbitas.
UNICEF apunta a resolver esos problemas dando apoyo a un programa integral de reintegración que ayuda a 5.500 ex niños soldados que han regresado a sus comunidades. Lamentablemente, la intensidad de los combates en la región impide la ejecución de ese programa en diversos puntos de Kivu Septentrional.

UNICEF y sus aliados también están redoblando sus esfuerzos por inmunizar y suministrar suplementos nutritivos, agua y elementos de saneamiento, así como albergue, a los pobladores recientemente desplazados que viven en los campamentos y en los refugios improvisados.

La necesidad de una solución pacífica

Lamentablemente, por ahora resulta imposible saber cuántos niños corren peligro de volver a ser reclutados después de haber sido desmovilizados.

“En las últimas semanas los grupos armados han reclutado cientos de niños”, señala el Sr. Harneis.  “Lo que no sabemos es cuántos son ex niños soldados que han sido reclutados nuevamente. Debido a que no tenemos acceso a esas regiones, no podemos determinar a ciencia cierta de dónde provienen esos reclutas. Lo que sí sabemos es en esa zona viven unos 5.500 niños que alguna vez han formado parte de grupos armados, y que corren peligro de ser reclutados de nuevo”.

El Sr. Harneis agrega que teniendo en cuenta la situación de inestabilidad que impera en el país, las actividades de UNICEF y sus aliados en diversos aspectos, como la atención de la salud y el suministro de agua y saneamiento, tienen un alcance limitado.

“Lo que se necesita en Kivu Septentrional es paz y seguridad”, comenta el Sr. Harneis. ”Mientras en la provincia haya grupos armados persistirá el peligro de las enfermedades y del reclutamientos de niños y niñas. Es necesario llegar a una solución política del problema. Es necesario poner fin a lo que está sucediendo aquí mediante una solución pacífica y diplomática”.


 

 

Audio (en inglés)

Julien Harneis, que dirige las operaciones en el terreno de UNICEF en la República Democrática del Congo, ofrece a Radio UNICEF una evaluación de la situación de los niños y niñas en ese país devastado por los conflictos.

AUDIO escuchar

Radio UNICEF

Búsqueda