La catástrofe del tsunami: Países en crisis

El agua y el saneamiento son fundamentales para la recuperación en las islas de Nicobar y Andaman

Imagen del UNICEF
© UNICEF India/2005/Bagla
Muchos niños y niñas de las islas de Andaman y Nicobar aún asisten a clases en las tiendas de campaña distribuidas por UNICEF.

Por Priyanka Khanna

CAR NICOBAR, India, diciembre 2005 – Car Nicobar, en las remotas islas de Andaman y Nicobar, en la India, fue devastada por el tsunami. Doce meses después, la mitad de la isla sigue aún sumergida. El agua y el saneamiento han formado una parte fundamental de la campaña de recuperación.

“Nuestras visitas a los campamentos de refugiados muestran que el agua potable y las instalaciones sanitarias eran muy deficientes en esas zonas”, dijo Subash Misra, Coordinador del programa de UNICEF para las islas. “Con eso dimos inicio a nuestro programa de agua y saneamiento, comenzando por la construcción de letrinas”.

En los últimos 12 meses UNICEF ha construido 8.500 letrinas aquí y ha proporcionado materiales para la construcción de 4.000 más.

Imagen del UNICEF
© UNICEF India/2005/Bagla
Equipos para recolectar agua de lluvia proporcionados por UNICEF en las islas de Andaman y Nicobar, donde el tsunami afectó a 300.000 personas.

El agua estancada y contaminada es particularmente peligrosa para los niños. Los más pequeños son especialmente vulnerables a enfermedades diarreicas, que se propagan con facilidad en las condiciones en que se encuentran Andaman y Nicobar después del tsunami.

Todos los días cae agua pura del cielo en forma de lluvia, solo es cuestión de recolectarla. UNICEF ha proporcionado el equipo necesario y está enseñando a la comunidad local a guardar y filtrar el agua lluvia.

Educación

La educación también sufrió un gran impacto debido al tsunami: 110 escuelas fueron destruidas por la furia de las olas en Andaman y Nicobar, y muchas siguen aún llenas de escombros. Muchos niños y niñas continúan asistiendo a clases en tiendas de campaña suministradas por UNICEF.

Imagen del UNICEF
© UNICEF India/2005/Bagla
Un camión de UNICEF lleva tanques de agua a través de la isla de Nicobar, que sigue medio sumergida un año después del tsunami.

La organización ha enviado materiales educativos y ha colaborado en la capacitación de maestros para que ayuden a los niños y niñas a hacerle frente a los traumas sufridos. Los maestros también han aprendido nuevos métodos, entre los que se incluyen la narración de cuentos, teatro, artes manuales y música, al objeto de hacer la escuela más amena.

UNICEF fue la única agencia humanitaria a la que le permitieron funcionar en el archipiélago de 572 islas después del tsunami, y sigue siendo el principal aliado del gobierno en la campaña de recuperación. Vivek Porwal, subcomisionado de la isla de Car Nicobar, dice que lo que UNICEF ha hecho en saneamiento infantil, educación y promoción de reglas de higiene es “uno de los aspectos más brillantes del proceso de recuperación”.

Rachel Bonham Carter colaboró con esta nota desde Nueva York.


 

 

Vídeo (en inglés)

Rachel Bonham Carter, corresponsal de UNICEF en Nueva York, informa cómo el agua y los sistemas de saneamiento han sido fundamentales en el empeño de recuperación llevado a cabo en las islas de Andaman y Nicobar (Producido por Priyanka Khanna en la India.)

Anchura de banda
baja
| alta
(Real player)

Periodistas:
Obtengan vídeo de calidad profesional en The Newsmarket

Actualización oficial (en inglés)



Children and the Tsunami, A Year On - un proyecto de documento de UNICEF [PDF]
Búsqueda