La catástrofe del tsunami: Países en crisis

Myanmar: Desde hace seis meses muchas personas dependen aún de suministro de socorro por el tsunami

Imagen del UNICEF
© UNICEF Myanmar/2005/Thame
Phyo Ei Khine de 12 años abre en su casa una caja con equipos de supervivencia de UNICEF.

Por Jason Rush

PHONE DAW BYAE, Myanmar, 20 de junio, 2005 – Cuando el tsunami del Océano Índico devastó en diciembre pasado el adormecido pueblecito pesquero de Phone Daw Byae, más de 100 familias perdieron sus hogares, destruidos por las olas implacables. Seis meses más tarde,  los restos destrozados todavía permanecen esparcidos sobre la arena a la orilla de la playa.

Muchos niños y niñas de Phone Daw Byae y de otras partes de Myanmar vieron desbaratarse sus vidas.

“Aquella mañana estaba vendiendo comida con mi madre y, mientras la preparábamos, la primera ola gigante rompió en la orilla de la playa”, dice Phyo Ei Khine, de doce años.  “Corrimos hacia un monasterio, y entonces rompió la segunda. La ola destruyó nuestra casa y arrastró casi todo lo que teníamos.”.

UNICEF respondió rápidamente, proporcionando a las familias afectadas equipos con las provisiones indispensables.

“Recibimos de UNICEF una caja con mantas, almohadas, pucheros y sartenes”, dice Phyo Ei Khine. 

Muchas familias afectadas por el tsunami siguen contando con estas ayudas hasta el día de hoy.

Imagen del UNICEF
© UNICEF Myanmar/2005/Thame
Los niños de Phone Daw Byaw regresan a la escuela.

De vuelta a la escuela

Amanece en Phone Daw Byae y la música llena el aire de la escuela primaria del pueblo. Es el primer día del nuevo curso escolar de Myanmar y los niños y niñas, por supuesto, están muy contentos: volver a la escuela significa volver a la normalidad, dejando atrás, por lo menos durante un rato, el caos ocasionado por el tsunami.

UNICEF está repartiendo material educativo a los 60.000 niños y niñas que viven en las zonas afectadas por el tsunami, surtiendo a los estudiantes de escuelas primarias como ésta de libros de texto y de otros materiales escolares  básicos para ayudar a sufragar el coste de su educación.

La organización también ayuda a la reparación y rehabilitación de 400 escuelas. Las escuelas, especialmente aquellas que se encuentran en zonas muy castigadas, están recibiendo nuevos depósitos de agua.

Imagen del UNICEF
© UNICEF Myanmar/2005/Thame
Phyo Ei Khine frente al nuevo tanque de agua de la escuela.

La vida sigue siendo difícil

La familia de Phyo Ei Khine todavía utiliza mantas, mosquiteros y otros materiales de los equipos de supervivencia que recibieron hace unos meses de UNICEF. Su familia también tiene una nueva letrina.

“Antes del tsunami ni siquiera teníamos letrina, pero ahora tenemos ésta de UNICEF, y es mejor para nuestra salud”, dice Phyo Ei Khine.

La vida para Phyo Ei Khine y otros niños y niñas afectados por el tsunami en Myanmar sigue siendo difícil. UNICEF continúa su labor de asistir a todos estos niños y niñas necesitados.


 

 

Vídeo

20 de Junio de 2005: 
La corresponsal de UNICEF en Nueva York, Carolina Ramirez, informa de cómo ayuda UNICEF a los niños y niñas de Myanmar afectados por el tsunami.

Anchura de banda:
baja | alta
(Real player)

Periodistas
Obtengan vídeo de calidad profesional en The Newsmarket

Búsqueda