La catástrofe del tsunami: Países en crisis

Construcción de nuevas casas para los habitantes de Maldivas desplazados por el tsunami

Imagen del UNICEF
© UNICEF Maldives/2005/Dan Thomas
Pescadores frente a la isla abandonada de Kan’dholhudhoo

Por Dan Thomas

RAA ATOLL, Maldivas, 19 de abril de 2005 – Desde el aire, la Isla de Kan’dholhudhoo parece una ciudad pequeña pero abarrotada. En las calles estrechas se alinean las casas, y una gran mezquita con una cúpula y una escuela moderna dominan el perfil de la ciudad. Un muro de cemento rodea la isla. Pero al visitante que llega por el mar lo recibe un extraño silencio.

La Isla de Kan’dholhudhoo ha sido abandonada completamente por las 3.700 personas que vivían aquí. Se marcharon en una barca el 26 de diciembre 2004 –el día del tsunami– y nunca volverán a vivir en ella. El gobierno de Maldivas ha considerado la isla inhabitable debido a que el agua de mar ha dañado los cimientos de los edificios que quedan en pie.

“Pensé que toda la isla se iba a hundir en el mar”, dijo Haroon Musa, de 51 años, un trabajador de una procesadora de pescado que estaba sentado en el malecón cuando llegó el tsunami. “No se trataba tanto de una ola gigante, sino que parecía que todo el nivel del mar hubiera aumentado de repente por encima del muro, inundando la isla. El nivel del agua estaba por encima de mi cabeza".

Fue extraordinario que solamente tres personas de la Isla de Kan’dholhudhoo se ahogaran aquel día. En total, el tsunami costó la vida de alrededor de 100 personas en todo Maldivas y todas, excepto nueve de las 1.190 islas que componen el país, quedaron inundadas.

Zaha Waheed, de la Unidad de Personas Internamente Desplazadas, una entidad gubernamental, dijo que más de 15.000 personas habían quedado desplazadas y muchas vivían ahora en refugios temporales.

Imagen del UNICEF
© UNICEF Maldives/2005/Dan Thomas
Los escombros de los edificios en la isla abandonada de Kan’dholhudhoo

Haroon Musa escapó en una barca, junto a su mujer Arifa Hassan, sus nueve hijos y 13 nietos, en dirección a la cercana Isla de Un’goofaaru, donde encontraron refugio en la casa de Abdul Sattar Wajdhee.

Como muchos otros en su comunidad, Abdul Sattar Wajdhee estaba bastante acostumbrado a que la gente se quedara en su casa. Antes del tsunami ya recibía a menudo a gente de otras islas que venían de visita al hospital o a realizar consultas con el Jefe local.

Durante la noche posterior al tsunami, en la casa de Abdul Sattar Wajdhee había 62 personas viviendo con él. Varios meses después todavía tiene 32 huéspedes en su casa. Casi todo el mundo de la Isla de Un’goofaaru se ha visto afectado por el influjo de personas internamente desplazadas que carecen de casas donde volver.

Desde el tsunami, la población de Un’goofaaru se ha duplicado y ahora es de 2.600 personas, una cantidad que supone una carga sobre los recursos de la comunidad, entre ellos el abastecimiento de agua, el saneamiento, los servicios de salud y la enseñanza.

Pero con ayuda del UNICEF y de otros organismos humanitarios, el gobierno está construyendo viviendas temporales en Un’goofaaru para albergar a todos los recién llegados. El UNICEF es el principal organismo de las Naciones Unidas encargado de agua y saneamiento y ayuda a distribuir agua potable en suficientes cantidades mediante tanques de agua y unidades de desalinización que pueden convertir el agua del mar en agua fresca potable.

El UNICEF contribuyó también a acomodar a los niños y niñas internamente desplazados en nuevas escuelas mediante la construcción de nuevas aulas y de viviendas para los maestros que ha sido necesario contratar.


 

 

Vídeo (en inglés)

19 de abril de 2005:
El corresponsal del UNICEF Rob McBride informa desde Maldivas sobre la situación de personas cuyos hogares quedaron destruidos debido al tsunami.

Anchura de banda:
baja | alta
(Real player)

Periodistas
Obtengan vídeo de calidad profesional en The Newsmarket


19 de abril de 2005:
El corresponsal del UNICEF en Nueva York, Dan Thomas, entrevista a Mohamed Naeem, Oficial de Protección Infantil del UNICEF en Maldives.

baja | alta
(Real player)

Búsqueda